Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Gobierno politiza y somete a los medios comunitarios

Marcelino Bisbal y Carlos Correa analizaron el anteproyecto de la ley de comunicación del poder popular. Es una normativa de carácter político. Bisbal cuestionó el anteproyecto de ley

José David Angulo

Para lograr una verdadera democratización es necesaria la tolerancia en los tres ámbitos de la comunicación social en Venezuela: los medios del Estado, los privados y la comunicación alternativa que surge de la prensa comunitaria.

Esta aseveración la hizo Marcelino Bisbal, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, en la mesa de análisis sobre la ley de comunicación del poder popular que se instaló en la sede de Cedice.

El investigador en comunicaciones destacó que los medios privados deben gozar de plena libertad de información, y no seguir ninguna línea establecida por el Estado, que tampoco debe interferir en los contenidos de los medios oficiales y comunitarios.

Bisbal opina que el tema comunitario pasó a ser parte esencial en la democratización de las comunicaciones y señaló que el Gobierno los ha politizado y los usa para promover la visión bolivariana.

Indicó que con el anteproyecto de ley se busca limitar el espacio a las personas que no comulgan con el régimen y que se utilizarán los medios alternativos como instrumento para la consecución de poder.

El director de la organización no gubernamental Espacio Público, Carlos Correa, señaló: “No se puede aprobar una ley que favorezca y asigne recursos a quienes se han decidido llamar comunicadores bolivarianos, antiimperialistas y que estén adscritos al fondo de financiamiento de la Vicepresidencia, lo cual le da un carácter evidentemente político”.

Advirtió que el uso de términos como “hegemonía mediática, dominación imperialista y oligarquía”, la hacen una normativa claramente discriminatoria.


EL NACIONAL – Viernes 23 de Septiembre de 2011