Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Gobierno tiene en juego al sector privado y la properidad de los venezolanos

Durante quince años el gobierno venezolano ha mantenido una política de controles, intervenciones y ataques a la propiedad privada, que ha alejado la productividad, la inversión, la creación de empleo y riqueza en el País. Venezuela es, junto con Haití, el país de América Latina donde menos se invierte, a pesar de ser una potencia petrolera. Expreso el Centro de Divulgación del Conocimiento Economico para la Libertad CEDICE Libertad.

especiales_prosperidad

Declaraciones, acciones y medidas adoptadas por el Gobierno venezolano en los últimos días contra comercios y empresas, sin garantizar el debido proceso, el respeto a los derechos de propiedad y la libre empresa, aunado a la presencia militar en diversos los sectores  económicos,produce preocupación por el grave precedente que se ha sentado, de violación de derechos fundamentales protegidos en la Constitución y las graves consecuencias que tendrán en los venezolanos tales acciones, que se aplicaron además en el marco de una campaña electoral.

Vale la pena recordar que uno de los hitos que marcó en la historia de la humanidad fue el paso de sociedades con mayoría de personas en situación de pobreza extrema a sociedades en las que aumentó la producción de bienes y servicios,  y las oportunidades para que más personas tuvieran mejor calidad de vida y pudieran vivir de su propio esfuerzo, en libertad y reconociendo la propiedad privada.

Hoy en día numerosos índices internacionales que miden la libertad económica,  los derechos de propiedad, la calidad institucional de los países en todos los continentes, confirman que en los países en que se respetan la propiedad y la libertad de empresa, se promueve el emprendimiento, la innovación y la inversión en la economía, hay más inclusión, más crecimiento, menos discriminación y mayor acceso a los bienes y servicios a partir del esfuerzo, la responsabilidad y el trabajo productivo.

Esos mismos índices prueban que en los países cuyos Gobiernos, con el apoyo de los otros Poderes Públicos, desconocen la propiedad privada porque la usan como medio de la acción estatal o porque asumen la titularidad o posesión de los bienes de producción privada; impiden, hostigan, criminalizan y acaban con  la libertad de empresa, con el emprendimiento y la inversión, condenando a sus sociedades a vivir en pobreza, con escasez, exclusión, miedo, sumisión, discriminación y explotación, dado que no todos tienen acceso a bienes y servicios de calidad, y los que logran el acceso es por su cercanía al Gobierno no por su propia capacidad y esfuerzo.

Hoy en Venezuela el Gobierno sataniza el lucro de empresarios y lo condena como un hecho inmoral con un discurso cargado de odio y resentimiento que solo estimula los deseos de venganza de quienes piensan que las penurias que confrontan,  encuentran su origen en la mala fe, la especulación y el acaparamiento que practican los empresarios. ¡Ese discurso debe ser desenmascarado! El beneficio que se obtiene en una actividad económica lícita no conspira contra la ética, ni constituye algo pecaminoso de lo cual el empresario tenga que avergonzarse; el lucro es esencial para estimular la innovación, ampliar la inversión en equipos y materias primas, mejorar la gerencia de los negocios, crear nuevos empleos y ampliar la actividad económica. Resulta perjudicial que el Gobierno, de forma unilateral e ilegal, fije los márgenes de ganancia de una determinada rama industrial y comercial, sin tomar en cuenta la estructura de costos, el ambiente inflacionario de la economía, el costo de la investigación y el valor de una tecnología cada vez más sofisticada y costosa, de la cual el país no puede desligarse sin quedar rezagado con respecto de países vecinos, que avanzan a un ritmo acelerado en un mundo cada vez más globalizado e interdependiente. Expuso CEDICE Libertad

Desde CEDICE Libertad, comprometidos con la difusión de la cultura de la libertad en Venezuela, hemos constatado, debatido y difundido los insuperables beneficios sociales que generan el Estado de Derecho, la economía de mercado y el respeto a la propiedad privada y a la libre empresa, fundada en la responsabilidad, el emprendimiento y la libre cooperación social: bienes y servicios de calidad, empleos de calidad, competencia, mejores precios, mayores ingresos tributarios y, en especial, la conciencia de la libertad individual como valor central de la sociedad.

Creemos que el país entero debe reflexionar acerca de la grave situación que atraviesa, pues no está siendo afectado un sector en particular –los comerciantes o los industriales-, sino la totalidad de la nación, que se ve enfrentada a un futuro incierto caracterizado por la inflación, la escasez, el desabastecimiento,  la desconfianza, el desempleo, la informalidad y el aumento de la pobreza.

Y de este cuadro negativo es responsable fundamental el Gobierno, a quien instamos a recapacitar sobre los letales efectos que sus medidas están ocasionando. Al liderazgo gubernamental le corresponde introducir factores que alivien las enormes tensiones existentes y tiendan la plataforma en la cual sea posible el diálogo, las negociaciones y los acuerdos. El progreso y el bienestar solo existen en países donde predomina la armonía entre el Estado y los ciudadanos.

CEDICE Libertad

Contacto de prensa:

Anabel Navarro / 0412 588 31 12 / thamarana@gmail.com