Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Hay, de verdad, un camino?. Emeterio Gómez

No tenemos, ni en la Oposición venezolana -ni en el mundo- ninguna Propuesta de Sociedad
Dudé entre llamar a este artículo así, en interrogativo; ponerlo más bien en negativo: “No hay ningún camino”; o en positivo: “Hay que construir ese camino”; porque en algo me ha afectado la moda tonta según la cual hay que tener “energía positiva”. Pero, comoquiera que lo digamos, más suave o más cruelmente, el problema de fondo es que ¡¡No hay ningún camino!! Que no tenemos, ni en la Oposición venezolana -ni en el mundo- ninguna Propuesta Económica, ni mucho menos ninguna Propuesta de Sociedad con la cual enfrentar el anacrónico, inviable y campeón absoluto del fracaso, Modelo Socialista o, mejor dicho, Comunista, de Sociedad que Chávez insensatamente propugna.

Lo había venido diciendo desde siempre, me cansé de implorarle a cuanto amigo dirigente de la Oposición conocí, que abriesen una discusión sobre la profunda crisis que vive la Humanidad, no sólo Europa, sino toda la Humanidad. Lo dijimos cada vez que pudimos, hasta el cansancio: que el Socialismo era una zoncera insigne, absolutamente inviable, en síntesis, un cuento para niños… ¡¡pero que el Capitalismo -la única forma realista de organizar a la Bestia Humana- tampoco las tenía todas consigo!! Que había que reestructurarlo a fondo, que si bien era cierto que constituía Un Camino, tenía graves deficiencias que había que superar, que era ineludible insuflarle una Dimensión Moral, Piadosa o Solidaria, porque de lo contario iríamos -como, sin duda, estamos yendo- a una debacle espantosa, a una crisis que convertiría en “juego de niños” a la Gran Depresión de 1929-33.

Toda nuestra insistencia “se paró en seco”, cuando la Oposición “se apareció” con ese lamentable y doloroso “Programa de Capriles”, una maravillosa simplificación, una obra maestra de generalidades, carente de la menor idea acerca de lo que está planteado. Porque lo que “está planteado”, queridos amigos -lo digo tragándome los adjetivos más fuertes y con todo el deseo de ayudar- lo que hoy tiene que asumir quien quiera enfrentarse a las infinitas variantes del Comunismo, Populismo, Peronismo, Causaerrismo, Lopezobradorismo o Pepetismo, es, repetimos, que todas las propuestas políticas de estos tiempos, ¡¡tienen que pasar por el Capitalismo!! Tal como en su oportunidad lo planteó -justo es reconocerle el mérito- María Corina Machado. Podemos ponerle el adjetivo o apellido que se nos antoje: Capitalismo Popular, Solidario, Con rostro humano, “Buenecito”, “Chévere”, lo que se nos ocurra. Pero seguir evadiendo ese “fardo”, seguir “inventándonos” modelos de sociedad que no se centren en la maximización de la ganancia, la propiedad privada, la más absoluta y rigurosa Libertad Individual, el valor de cambio y, sobre todo, la capacidad emprendedora de los seres humanos, es sencillamente estúpido.

Sólo cuando se asume el Capitalismo, el Valor de Cambio y la miseria humana -entrañables panas dirigentes de la Oposición- se le puede hacer frente (y se le puede hacer frente para derrotarlo) a ese inaudito chantaje que el Chavismo ha logrado montarle a Capriles, acusándolo de Neoliberal. ¡¡Sólo desde aquella perspectiva se puede poner en evidencia que el profundo egoísmo del ser humano no da para ningún idílico y utópico Socialismo, sino para un contradictorio y tenso Capitalismo Solidario!! Sólo así podremos desmontar este último e infantil esfuerzo de poner en práctica las ideas del más sublime de todos los zonzos, uno que le hizo perder a la Humanidad 72 años de esfuerzos y crímenes, desde el triunfo de la Revolución Rusa, en 1917, hasta la caída del Muro de Berlín, en 1989: Carlos Marx.

http://emeteriogomez.wordpress.com

EMETERIO GÓMEZ | EL UNIVERSAL
domingo 14 de octubre de 2012 12:00 AM