Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Honestidad ejemplarizante. Carolina Jaimes Branger

Guillermo Machado Mendoza: El bienestar y el progreso de los países no nace espontáneamente…

El pasado jueves 25 estuvimos de plácemes en la Universidad Metropolitana: honramos con la Orden Universidad Metropolitana a uno de nuestros pilares, el doctor Guillermo Machado Mendoza. La Orden, junto al Doctorado Honoris Causa, es la mayor distinción que confiere la Universidad. Hasta ahora ha sido otorgada a su fundador, don Eugenio Mendoza; a Robert Mundell, premio nobel de Economía en 1999 y al Dr. Arminio Borjas, quien fuera presidente del Consejo Superior. Los países salen adelante cuando cuentan con prohombres que dedican sus vidas a construir. Tal ha sido el caso de Guillermo Machado, activo todavía a sus casi 90 años.

Su currículum, leído por el rector Benjamín Scharifker, da cuenta de una actividad de excelencia desde que muy joven se graduó de ingeniero industrial en el MIT. De su ejercicio como docente en la UCV y la UCAB, en la que fue cofundador del Departamento de Ingeniería Industrial. En la Unimet fue su primer vicerrector académico, profesor y miembro del Consejo Superior desde 1971 hasta 2011. Cuarenta años de servicio ininterrumpidos a la Universidad que ayudó a crear hombro a hombro con Eugenio Mendoza.

El doctor Machado siempre ha demostrado un genuino interés y ha trabajado en pro de la conservación de la naturaleza. Como miembro de la Sociedad de Ciencias Naturales La Sa-lle, fue presidente fundador de la Sociedad Científica Los Roques que logró en 1972 que el archipiélago fuese decretado Parque Nacional.

La industria y la banca han contado con su trabajo, entusiasmo y sabiduría. Machado se declaró “a la orden para cualquier tarea que consideren necesaria” con la voz quebrada por la emoción, se declaró optimista por el futuro provisor de Venezuela en su discurso de aceptación: “del lado positivo el país dispone de infinitos recursos naturales y materias primas mal explotadas y aprovechadas en un ínfimo porcentaje… Disponemos de una juventud positiva y preparada y de un conjunto de universidades como la nuestra, con posibilidad y voluntad enorme de ser útil y desarrollar el país. El bienestar y el progreso de los países no nace espontáneamente: se crea a través de un trabajo serio y afanador, con capital humano preparado dentro de un marco de eficiencia y honestidad ejemplarizante”. El mejor ejemplo de esto es la vida y la obra de Guillermo Machado Mendoza.

Por: Carolina Jaimes Branger

El Universal