Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Honrar el empleo público. María Teresa Romero

Todo el aparato de la Administración Pública está en el suelo
El mensaje de Henrique Capriles a los empleados públicos llega en un momento clave, en el que el proceso de destrucción que Hugo Chávez y sus secuaces ha emprendido en todas las instituciones del Estado venezolano ha llegado a niveles alarmantes. El estado de descomposición de nuestra Cancillería y de todo el servicio exterior, que en las últimas semanas ha salido a flote con los horripilantes sucesos acontecidos en la misión diplomática de nuestro país en Kenia, es apenas uno de los ejemplos más visibles.

Pero en realidad, todo el aparato de la Administración Pública está en el suelo, y los funcionarios desmoralizados, en estado de paralización y minusvalía profesional; todo producto de la brutal ideologización, politización y desprofesionalización a la que han estado sometidos durante 14 años por parte del gobierno chavista, cuyo objetivo expreso ha sido el de forzarlos a ser parte de su proyecto personal teñido de militarismo y comunismo.

Como el que envió con anterioridad a los militares, este nuevo mensaje de Capriles a los casi 2 millones 500 mil venezolanos que trabajan para el Estado, es dignificante. Además de reconocerles y valorar su indispensable trabajo para el desarrollo nacional y proyección internacional de la República, les aseguró un futuro laboral honroso en salario, desarrollo profesional y trato independiente en virtud de su condición de empleados al servicio de la patria, de la ciudadanía, no al de un presidente y gobierno de turno.

El mensaje del candidato saliente, por el contrario, es el humillante de siempre, exigiéndoles trabajar en condiciones laborales y de salario precarias, así como bajo lealtades político-ideológicas denigrantes, so pena de perder su empleo o no recibir las ayudas sociales que se les ofrece generalmente con meros propósitos electorales. De allí las crecientes protestas laborales provenientes de los trabajadores chavistas.

Ojalá nuestros empleados públicos sepan diferenciar bien a la hora de votar el 7-10 cuál de los dos candidatos realmente honrará su trabajo.

Matero1955@hotmail.com
MARÍA TERESA ROMERO | EL UNIVERSAL
miércoles 15 de agosto de 2012 12:00 AM