Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Italo Pizzolante: Programas de RSE ya son suficientes

Italo Pizzolante, programas de RSE ya son suficientes. Empresas deben evolucionar a procesos socialmente responsables

Alejandro Villalobos

Las empresas en Venezuela deben evolucionar de los programas y proyectos en responsabilidad social a procesos, a transferir esa filosofía a la manera como hace sus gestiones.

El presidente de Alianza Social, Italo Pizzolante, explicó que la gente no pide que la empresa o el Gobierno resuelvan sus problemas. “Está pidiendo que empresa privada y Gobierno contribuyan al bienestar social”, acotó.

Pizzolante fue el moderador y principal ponente del evento “La agenda social de la empresa: factor crítico para la sostenibilidad económica en Venezuela”, que se realizó la mañana de este miércoles en el Lidotel Boutique, en Naguanagua.

El evento fue organizado por la Cámara de Integración Venezolano Americana (Venamcham), a través de su comité de la Región Central, liderado por Cristina de Roversi. Los otros ponentes fueron Douvelin Serra, de Baker&Mckenzie; Rubén Canelón, de Door Training & Consulting Andina; y el arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo del Prette.

Pizzolante señaló que “la empresa privada hoy tiene elevados niveles de confianza, superiores incluso a los de las empresas públicas, justamente porque ha estado vinculada con empleo, oportunidades de desarrollo y ha respondido a la exigencia social”.

Sin embargo, recalcó que la respuesta no se debe quedar en la filantropía, en las donaciones, porque eso no es sostenible en el tiempo. “Son equivocaciones que hemos visto en otros países: que le dan a la gente lo que la gente pide para el corto plazo”.

Llegó entonces al concepto que es la base de su “evangelización corporativa”: cómo impulsar a raíz de mi propio negocio al emprendedor.

El ciudadano busca en la empresa la ayuda para iniciarse.

¿Cómo hacerlo? Pizzolante tiene la clave: “Si la empresa es tan rigurosa al escuchar al consumidor para definir un producto, por qué no puede escuchar la demanda social que le pide dos cosas: que enseñe a ser emprendedor, porque quiere progresar; y que la solución venga de empresa y gobierno de manera acordada”.

Aseveró que después de las elecciones habrá la oportunidad de responderle a esa población que está desmovilizada por falta de confianza.

Pizzolante enumeró la forma de lograr el cambio de programas a procesos, yendo más allá de la sensibilidad: ahora hay que tener conciencia.

Primero, dijo que hay que nivelar la conciencia, sentarse a ver lo que está diciendo el mercado. Luego, alinear el pensamiento de todos los líderes de los departamentos de la empresa; y por último direccionar la empresa, tomando, con un liderazgo responsable, la generación de un plan de distribución que genere oportunidades, no de empleo dentro de la nómina, sino negocios alrededor del negocio. “Esto sí responde a una demanda social”.

Pizzolante aclaró que la gente ya sabe lo que fabrica la empresa. “Quiere saber cómo lo hace, cuáles son sus procesos, cómo es la alineación entre lo que dice y lo que hace”, dijo.

Etica y negocios

Rubén Canelón, representante de la firma Door Training & Consulting, centró su ponencia en la ética gerencial y negocios. Se planteó una duda: ¿Como el agua y el aceite?

“La gerencia de una organización debe hacer gestión ética, debe velar porque todas las personas, procesos, productos y las relaciones con los grupos de interés sean responsables”, se respondió.

Acotó que muchos líderes de empresas se preguntan si vale la pena ser ético o no. “Nosotros decimos que la ética genera reputación empresarial y, por supuesto, eso hace que tu valor económico aumente”, dijo.

Mientras, más reputación es igual a mayor valor económico.

Para Canelón, las empresas deben aplicar lo que califica como “ética de 360°”, que se incluye en todos los procesos, en cómo se hacen los productos, la cadena, la relación con socios, comunidad y los mismos trabajadores.

Leyes y normas

Douvelin Serra, de Baker&Mckenzie, destacó las normas presentes en las leyes que tienen alto contenido de responsabilidad social y aunque se refirió a varias (Lopcymat, Ley Orgánica Contra el Consumo de Sustancias Psicotrópicas, Ley de discapacitados, Ley de Inces, entre otras, incluidas las 26 de la habilitante) dio mayor espacio a la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti).

“Hay mucha similitud en esas leyes. Están dictadas para lograr el desarrollo endógeno, elevar la calidad de vida, la protección y el conocimiento”, señaló.

Dijo que la Locti es la más importante. “Hay un mar de inversiones que puede hacer la empresa en sí misma y lograr cumplir los dos roles, el de la producción, hacer el negocio; y el de ayudar al entorno y a la comunidad”.

Serra aclaró que la empresa no hace responsabilidad social cumpliendo las leyes, sino internalizando un compromiso real hacia el ser humano.

Educación en valores

Monseñor Reinaldo Del Prette también intervino en el evento para presentar el proyecto de Educación en Valores que, desde Valencia, se prepara para ser lanzado, probablemente en diciembre, a todo el país. “Hay pérdida de los valores en todos los sentidos, hay que reconstruir el país basados en valores, y lo que nos hizo despertar fue la delincuencia”, dijo monseñor.

Opinó que las empresas tienen que tener una participación mayor con sus trabajadores. Como ejemplo, dijo que pueden aplicar planes de educación de padres, que enseñen valores a sus hijos.

“Hemos perfilado una campaña de difusión de los valores, estamos terminando la personalidad jurídica”, señaló.

También falta la parte financiera para arrancar. “Queríamos iniciar en octubre, pero en medio de la campaña no podemos”, dijo.

Se trata de una campaña masiva que destacará la importancia de 10 valores, empezando por el de la Vida, a través de los medios de comunicación social, el contacto personal en la calle y paradas de autobuses, la publicidad exterior y las escuelas.

Diario El Carabobeño 02/10/2008