Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Jorge Ferioli: Libertad económica es el gran desafío de América Latina #Cedice30

Las oportunidades de inversión en el sector energético de América Latina abundan, al igual que las reservas y la expectativa de un enorme crecimiento de la demanda, pero la región tiene el reto de lograr una estabilidad que la muestre atractiva para el capital privado y necesita racionalizar el uso de sus recursos, indicó Jorge Ferioli, empresario y presidente del Comité argentino del Consejo Mundial de la Energía.

jorge

“En Argentina habrá oportunidades de inversión muy grandes en todo lo que es hidrocarburos no convencionales, en los próximos dos años va a haber una actividad muy importante; lo mismo en Brasil, que tiene ingentes reservas; México, con la Reforma Energética; en Colombia, Ecuador, en Venezuela las oportunidades son enormes, en Perú, Bolivia”, recontó Ferioli poco después de llegar a Caracas para participar en el encuentro “América Latina. La libertad es el futuro” organizado por el Cedice para celebrar su 30 aniversario.

Ferioli refirió que el Consejo Mundial de la Energía calcula un crecimiento del consumo de energía en América Latina de 130 % entre 2030-2050, mientras que el aumento mundial para el período será de 77 %.

“El crecimiento de la población y el desarrollo económico van a provocar condiciones críticas en lo que hace al abastecimiento fluido de la energía. Por eso, creo que los elementos sicológicos de relajarnos porque tenemos 200 años de reservas no son opiniones responsables porque están dando un mensaje totalmente equivocado”, aseguró en una entrevista con Petroguía.

Por ello, el empresario afirmó que la región debe crear condiciones estables para atraer el capital privado que necesita para aumentar su producción y buscar más eficiencia en su consumo.

“No se puede cerrar un país si se quiere hacer explotaciones racionales de sus recursos. Hay que abrirse. La libertad económica es el gran desafío”, indicó y añadió que tener las condiciones no es suficiente para atraer el capital.

Ferioli comentó que tiene la sensación de la región está en un momento de euforia, dentro del cual piensa que le sobra la energía.

“El excesivo nacionalismo en la administración de los recursos atenta contra la participación de inversores privados que, en primer lugar, son la fuente de financiación y, segundo, aceleran los procesos de exploración y desarrollo. Es muy importante que se abran los recursos a la participación del capital privado”, dijo.

El Consejo Mundial de la Energía considera que el desafío consiste balancear la seguridad energética, el acceso a la energía y el cuidado al medio ambiente.

En ese sentido, Ferioli puntualizó que 8 % de la población de Latinoamérica (48 millones de personas) no tiene acceso a la energía, frente al indicador mundial de 33 %, pero que el crecimiento potencial de la demanda en las próximas décadas fija una ruta para los gobiernos.

“Lo más importante es la estabilidad, más que reformas legales. Las condiciones necesarias en cualquier parte del mundo para que la gente se sienta atraída a invertir son tener ganancias, poder recuperar la inversión y tener utilidades. Todo ese circuito se tiene que garantizar y esa garantía tiene que estar en la visión de la estabilidad en general porque cualquiera de estos emprendimientos tienen períodos de repago largos”, explicó.

Para Ferioli, la región puede dar muchas oportunidades de inversión para empresas grandes en el ámbito de no convencionales; y para las medianas y pequeñas, en lugares donde las economías de escala vuelven ineficientes a las empresas grandes.

Además de ello, subsiste la necesidad de usar la energía eficientemente e integrar el negocio intrarregional.

“Tenemos que pensarlo en acuerdos bilatelares. No más porque tenemos problemas de geografía, geopolíticos, y políticos. Va ser difícil pensar en una integración total. Pero los ajustes van a tener que hacerse en la región. Por ejemplo, hoy Bolivia exporta gas a Brasil y Argentina. Sin embargo Chile importa gas natural licuado de Trinidad & Tobago y otros países, pero no de Perú. Y Perú exporta gas natural licuado hacia el Pacífico y no a Chile”, indicó.

Ferioli participará el jueves 24 de abril en el panel “Hacia un nuevo paradigma energético” en el encuentro organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice).

Patricia Rondón Espín / Petroguía