Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Keynes. Narciso Guaramato Parra

En el año 1936 aparece un libro, de esos que dividen a la historia en un antes y un después. Al igual que la Riqueza de las Naciones de Adam Smith. En 1776; Principios de Economía Política y tributación de David Ricardo en 1817 y el Capital de Carlos Marx, tenemos Principios de Economía Política y tributación de aproximadamente 265 páginas y escrito por el economista inglés, John Maynard Keynes (1883-1946).

Keynes fue profesor en la Universidad de Cambridge desde 1908, editor
del Economic Journal desde 1912, secretario de la Royal Economic Society, alto funcionario de la Administración británica y negociador internacional en nombre de Inglaterra en diferentes ocasiones; trabajó también en el sector empresarial, en la dirección de inversiones de una compañía de seguros, y de asesor financiero del King´s College, del Banco de Inglaterra y del propio gobierno británico. Dentro también del mundo de la economía fue gran aficionado a la historia económica y biógrafo de grandes economistas. Fuera del mundo económico, durante sus estudios en la Universidad de Cambridge se interesó por la matemáticas, estadística, filosofía, literatura y solo finalmente por la economía. Fue también director y principal accionista del Teatro de las Artes de Cambridge y mecenas del grupo de Bloomsbury, coleccionista de pintura moderna y bibliófilo de la literatura científica (Wikipedia).

Entre las principales obras, podemos señalar: (1919) Las consecuencias económicas de la paz, en el que anunciaba las implicaciones y consecuencias de las condiciones económicas impuestas a Alemania en el Tratado de Versalles; (1930) Tratado sobre el dinero (en dos volúmenes) expone su teoría sobre ciclo de crédito; ¿Cómo pagar la guerra? (1940), donde señala que el esfuerzo bélico debería ser mayormente financiado mediante el aumento de colonias en África y por mayores impuestos, en lugar de gasto deficitario, para de esa manera evitar la inflación. ¿Pero qué fue lo revolucionario de las ideas de Keynes?. En el prólogo del libro su principal obra: se lee: “He llamado a este libro Teoría General de la ocupación, el
interés y el dinero, recalcando el sufijo general, como objeto de que el título sirva para contrastar mis argumentos y conclusiones con los de la teoría clásica, en que me eduqué y que domina el pensamiento económico, tanto práctico como teórico, de los académicos y gobernantes de esta generación igual que lo ha denominado durante los últimos años. Sostendré que los postulados de la teoría clásica sólo son aplicables a un caso en especial, y no en general, porque las condiciones que se supone son un caso extremo de todas las posiciones posibles de equilibro. Más aún, las cara características del caso especial supuesto por la teoría clásica no son los de la sociedad económica que hoy vivimos, razón por la que sus enseñanzas engañan y son desastrosas si intentamos aplicarlas a los hechos reales”. (Keynes, Teoría General de la Ocupación, el interés el Dinero, Fondo de Cultura Económica,1983:15).

Ambicioso proyecto que el mismo Keynes resume de la siguiente forma: “…Cuando aumenta la ocupación aumenta también el ingreso global real de lacomunidad: la psicología de ésta, es tal que cuando el ingreso real aumenta, elconsumo total crece, pero no tanto como el ingreso. De aquí que los empresarios resentirían una pérdida si el aumento total de la ocupación se destinara a satisfacer la mayor demanda de artículos de consumo inmediato. En consecuencia para justificar cualquier cantidad dada de ocupación debe existir cierta cantidad de Inversión que baste para absorber el excedente que arroja la producción total sobre lo que la comunidad decide consumir cuando la ocupación se encuentra a dicho nivel; porque a menos que exista este volumen de inversión, los ingresos de los empresarios serán
menores que los requeridos para inducirlos a ofrecer la cantidad de ocupación de que se trate. Se desprende, por tanto, que, dado lo que llamaremos la propensión a consumir de la comunidad, el nivel de equilibrio de la ocupación, es decir, el nivel que no induce a los empresarios en conjunto a ampliar o contraer la ocupación, dependerá a su vez, de lo que llamaremos el incentivo para invertir[…] Así, dada la propensión a consumir y la tasa d nueva inversión, sólo puede existir un nivel de ocupación compatible con el equilibrio, ya que, ya que cualquier otro produciría una desigualdad entre el precio de la oferta global de la producción en conjunto y el precio de la demanda global.

En el párrafo anterior se observa el análisis global del comportamiento económico de la comunidad, lo que para muchos, lo convierte en el padre de la Macroeconomía. Keynes introduce en el análisis, conceptos novedosos (los cuales se tratarán en detalle posteriormente) como es la propensión a consumir, y premisa que son uso cotidiano, como es que el consumo es función directa de ingreso, o que la inversión está en función de la eficiencia marginal del capital. También utiliza herramientas en el análisis como son las expectativas e introduce el tiempo al diferenciar claramente el corto y largo plazo. Pero la premisa básica que lo diferencia (como el lo señala) del análisis clásico, en la posibilidad de la existencia del equilibrio a niveles inferiores al
pleno empleo.

John M. Keynes, influyó en el New Deal del presidente estadounidense
Franklin Delano Roosevelt, pero discuten aún sobre el grado de dicha influencia. Una política de gasto deficitario del tipo de la emprendida en el New Deal comenzó a efectuarse en 1938,. Pocos economistas renombrados en los EE. UU., comulgaron con las ideas de Keynes durante los años 30. Con el tiempo, sin embargo, sus ideas fueron más ampliamente aceptadas. muere de un infarto en el año 1946.