Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
La campaña. Gerver Torres

Estamos en una situación política sustancialmente mejor de la que estábamos hace un año.

Henrique Capriles arrancó y arrancó muy bien. Trasmite fuerza, decisión, coraje y claridad estratégica. Se siente el aprendizaje que ha realizado a lo largo de estos años duros y en especial durante la última campaña. Eso lo hace hoy candidato sustancialmente mejor que el que representó a la oposición hace apenas unos meses. Los partidos y el resto de la oposición han aprendido también su lección. Van más y mejor integrados para esta campaña. Como ha sido dicho, Henrique Capriles no se enfrenta a otro candidato. Se enfrenta a todo un Estado que, aunque desvencijado y chueco, cuenta con enormes recursos que son usados ilegal e inmoralmente. Se enfrenta también a un régimen que se ha apoderado y puesto a su servicio todas las instituciones del país, de manera abierta y descarada.

Esas son las condiciones en las que se da la batalla electoral hoy. Pero igual hay que empeñarse a fondo y darlo todo, porque cualquiera sea el desenlace de esta confrontación, estamos en el comienzo de una nueva realidad política: el ocaso del chavismo. Sea cual sea el desenlace de estas elecciones, estamos y estaremos en una situación política sustancialmente mejor de la que estábamos hace un año o incluso hace unos meses atrás. El régimen, no hay que olvidarlo, ha perdido a su líder fundamental y eso hace una enorme diferencia. Ha perdido a ese hombre que quería y amenazaba con eternizarse en el poder. El régimen ha perdido su cabeza en medio de descomunales y crecientes problemas para los cuales no tiene respuestas o las que tiene son las mismas de siempre y que no han funcionado: estatizaciones, controles y persecución al sector privado.

Aunque esta batalla electoral es muy importante, las fuerzas democráticas no debemos perder de vista que estamos frente a una nueva explanada, que nos es mucho más favorable: la era pos Chávez. El autoritarismo retrógrado que ha sido derrotado tantas veces y en tantos lugares, lo derrotaremos también en Venezuela. 

GERVER TORRES ― EL UNIVERSAL

gerver@liderazgoyvision.org