Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
La dependencia total. Orlando Ochoa P.

Pdvsa: la empresa petrolera con la peor reputación mundial de mala paga e incumplimiento…

En Venezuela durante los últimos 10 años (2003-12) Hugo Chávez asumió políticas que elevaron la dependencia económica total de las exportaciones petroleras; acabó con la unidad del tesoro que fue la piedra angular del ordenamiento de las finanzas públicas a partir de 1918 y elevó el endeudamiento público por varias vías, directas e indirectas, a una cifra que hoy se acerca a los $250.000 millones (obligaciones en bonos de la República más pasivos acumulados de Pdvsa).

Es falso que se requiriera hacer semejante abuso de los recursos nacionales, incluyendo el financiamiento monetario del BCV al gasto público y la cobertura del déficit de Pdvsa, para poder tener una política social incluyente, de hecho, muy frágil ante la inflación. Los recursos disponibles, petroleros y no petroleros, de haberse alcanzado baja inflación y evitado la sobrevaluación del bolívar, hubiesen alcanzado para el desarrollo armónico social, económico y la modernización de toda la infraestructura pública; y Pdvsa no sería lo que es hoy, la empresa petrolera con la peor reputación mundial de mala paga e incumplimiento de contratos firmados.

Hace 77 años Arturo Uslar, con mucha sensatez, advirtió sobre la necesidad de reducir la dependencia de la economía venezolana del petróleo. En 1997, antes de llegar Hugo Chávez, de las exportaciones totales del país un 76,8% eran crudo y productos derivados. En 2012, las exportaciones de crudo y derivados pasaron a ser 96,1% del total, la más alta dependencia petrolera desde que tenemos récords estadísticos. En 15 años las exportaciones no petroleras pasaron de $5.451 millones a $3.771 millones, no sólo no crecieron, cayeron 30,8% en plena revolución socialista de desarrollo “endógeno”. En esos 15 años, China profundizó su apertura económica, abandonó el socialismo y sus exportaciones crecieron 900%; en ese mismo período las exportaciones de Perú, también bajo políticas de apertura, se elevaron casi 600%, con un alto grado de diversificación, lo cual promovió el desarrollo agrícola, industrial y minero, con fuerte reducción de la pobreza. El fracaso del manejo económico chavista-socialista y de Venezuela, es tan notorio y visible que sólo requiere ser superado y enseñado en universidades. Jamás debe volver a ocurrir. 

ORLANDO OCHOA P. ― EL UNIVERSAL
@orlandoochoa
www.pensarenvenezuela.org.ve