Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿La libertad está de luto en América Latina? Entrevista a Alejandro Chafuen, presidente de la Fundación Atlas

Realizada por Ana Alva, FUNDACION PENSAR PERU

¿La libertad está de luto en América Latina (AL)?

Recientemente nos visitó Alejandro Chafuen, presidente de la Fundación Atlas , que apoya, desde el campo ideológico, la lucha por una sociedad libre donde se respete el Estado de Derecho. Con él conversamos sobre el retorno de las izquierdas en América Latina.

Alejandro Chafuen: En AL hay gran cantidad de personas que sólo les importa la libertad cuando tocan su bolsillo. Mientras una medida como el cierre de RCTV en Venezuela no las afecte, miran para otro lado. Los auténticos liberales estamos de luto. Resulta llamativo, en cambio, el silencio de las izquierdas, a pesar de estar involucrado un derecho fundamental como la libertad de expresión.

Al margen de derechas e izquierdas, el silencio de los gobiernos, incluido el americano, es patético…

Lo de Estados Unidos no debería sorprender. Baste recordar cómo CITGO, la sucursal norteamericana de Petróleos de Venezuela, fue anunciante durante la campaña de Bush. En EEUU sólo se habla de defender la democracia cuando y donde les conviene.

Es que AL sigue siendo un tema secundario para sus políticos.

La política en EEUU no es monolítica, como en los regímenes presidencialistas de AL, donde el Presidente hace lo que quiere. Allá el Departamento de Estado piensa de una forma, mientras el Consejo de Seguridad Nacional de otra. Creo que Bush apostaba decididamente por el ALCA y que todavía cree en ese esquema, pero el shock del 11 de setiembre cambió el panorama radicalmente.

El cambio de enfoque se puede entender, pero que persistan en el fracaso de la invasión a Iraq no.

Es fácil jugar a ser general después de las batallas; pero más allá de si fue correcto invadir Iraq o de si se debió combatir al islamismo fanático con acciones de inteligencia, lo que EEUU se propuso y ha logrado es alejar el campo de batalla, lo más posible, de su territorio. Retirarse de Iraq es lo mismo que declarar una derrota, y Bush le va a pasar esa responsabilidad al próximo gobierno.

¿Si ganan los demócratas, asumirán ese costo?

Depende de quién sea el candidato de ellos. Por ejemplo, si gana la señora Clinton, dudo que haya una retirada rápida, aun cuando recientemente haya votado en contra de ampliar los fondos para la campaña. Cuando a una persona la eligen Presidente, cambia la ecuación.

¿La invasión a Irán queda descartada?

La posibilidad de un ataque “quirúrgico” sigue latente, pero va a depender mucho de lo que decidan los aliados europeos. Pero aun si no hay acción americana, no se puede descartar una iniciativa israelí contra las instalaciones nucleares iraníes.

Mientras tanto, Chávez y sus lacayos pasan desapercibidos…

Creo que la aprobación de los TLC de Perú y Colombia es importante para no seguir creando un caldo de cultivo para los enemigos de la libertad en el continente. También pienso que en el último mes hemos visto un cambio de perspectiva en un grupo de republicanos y demócratas, aunque subsistan en ambos bandos amantes del proteccionismo.

¿Qué hacer para poder sacar esos tratados adelante?

AC: En EEUU hay una cultura de respeto por la gente que quiere solucionar sus propios problemas y una falta de respeto por los mendicantes. Cuando se va a EEUU a reclamar las cosas que ellos deberían hacer por nosotros, el fracaso está asegurado. En una sociedad individualista como la americana se debe ir a exponer las soluciones que se piensan implementar y pedirles apoyo para esa estrategia.

Hablemos de su tierra natal. ¿Cómo explica un liberal el éxito de Kirchner?

En la política argentina, los socialistas y los liberales son una minoría. El grueso de la población es peronista. Argentina siempre ha vivido en una especie de fascismo light, donde sindicatos y empresas trabajan en coordinación con el gobierno. La crisis del 2000 y el desempleo que generó sumió a la Argentina en una especie de “Gran Depresión” y ahora se le pide al Estado hacer todo. En ese contexto, un gobierno como el de Kirchner, que no paga la deuda y vive una bonanza por el buen precio de los productos de exportación, es visto como una alternativa a los políticos que crearon el fracaso.

¿Y los coqueteos con Chávez?

Existe una afinidad ideológica que nunca entiende el beneficio del Estado de Derecho. Ahora, eso de la hermandad socialista es un mito y esto lo tiene bien claro el uruguayo Tabaré Vázquez con la ruin oposición argentina a la inversión extranjera en la industria papelera. Lo que realmente une a Chávez y los peronistas es el antiamericanismo. Recuerde que Perón cae cuando comienza a abrirse a capitales norteamericanos, cosa que la derecha argentina no le perdonó.

Ana Alva

FUNDACION PENSAR PERU

Lima – Perú