Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
La otra carta. Gerver Torres

Decir toda la verdad es lo único que puede medio aliviar mi aporreada conciencia.

Valiéndome de alta tecnología, pude hackear la conciencia del ministro Giordani y he aquí parte del texto de la carta que estuvo a punto de escribir: “Después de muchos años de participación en el régimen que gobierna Venezuela, me siento obligado a decirle a nuestro pueblo la verdad de lo que ha sido mi gestión y la del gobierno del cual he formado parte. Decir toda la verdad es lo único que puede medio aliviar mi aporreada conciencia. Comienzo por la conclusión: esta revolución no tiene destino. Hemos fracasado rotundamente. Hemos fracasado a pesar de los extraordinarios recursos económicos con los cuales hemos contado y de la enorme fe que durante mucho tiempo el pueblo venezolano tuvo en nosotros. No tenemos perdón. Nuestro desastre es de magnitud histórica. No quisimos atender a las lecciones de la historia. Intentamos montar un modelo de economía socialista que ya había fracasado en muchas otras partes. Pensaba que nosotros sí -ahora no entiendo bien por qué- lo haríamos funcionar. Nunca imaginé que luego de llenar de controles la economía por todas partes, igual tendríamos la inflación más alta del mundo. Nunca imaginé que imponiendo un control de cambio férreo terminaríamos con un mercado negro que tiene el diferencial más alto con el tipo de cambio oficial que se conozca en el mundo. Nunca imaginé que habiéndonos propuesto liberarnos de la dependencia petrolera, llevaríamos al país a su máximo nivel histórico de dependencia del crudo. Nunca imaginé que habiendo gastado tanto dinero en las empresas de producción social, las cooperativas, las comunas, los fundos zamoranos, terminaríamos por convertir la economía venezolana en una economía de puertos, en la cual prácticamente todo se importa. Nunca imaginé que la expropiación de tantas empresas productivas terminaría por arruinarlas completamente. Nunca imaginé que esos controles solo servirían para que la corrupción hiciera metástasis en todo el régimen…”. 

GERVER TORRES | EL UNIVERSAL
gerver@liderazgoyvision.org