Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“La piedra angular” Carlos H. Blohm

¿Haremos los sacrificios para que Venezuela sea de nuevo libre?

“La piedra que desecharon es ahora la piedra angular” (Sal. 117). Hay más sociedades libres que nunca, y es claro que la libertad ha sido la piedra angular del gran bienestar creciente de la humanidad. Estado de derecho y respeto a los DDHH generan inversión y prosperidad. ¿Por qué algunos dudan de esta máxima universal?

Los socialistas en el siglo XX buscaron resolver desigualdades, tratando de beneficiar a los más humildes, pero tuvieron que usar la coacción para mantenerse en el poder. Se fueron endiosando con privilegios y se convirtieron en represores y pésimos gestores de sus economías.

San Juan Pablo II con su apostolado en Polonia, y su cercanía a la gente humilde, fue instrumental en la caída del muro de Berlín en 1989. Esto trajo el fin pacífico del socialismo, liberando a Europa oriental de 44 años de totalitarismo. ¿Podremos aprender algo de esto?

Tenemos en los últimos meses la peor crisis política, económica y humanitaria desde el siglo XIX. Las peores inflación, devaluación y escasez por exceso de controles y ataques a la propiedad. Las protestas por falta de futuro han traído represión y abusos. ¿Cómo poder parar esto y recuperarnos?

La gesta heroica venezolana del siglo XIX demuestra nuestro carácter libertario. Venezuela independizó buena parte del continente y evolucionó económica y políticamente por buen tiempo. ¿Quiénes y cómo pueden llevarnos hoy a una liberación?

Mario Vargas Llosa considera a los estudiantes dignos herederos de nuestra tradición libertaria. Como homenaje a su defensa de las ideas liberales, ellos le entregaron su camisa y la bandera. Manifestó que eso era más importante que el premio Nobel. ¿Seguiremos el ejemplo de esta magnífica juventud rebelde pero no violenta?

Hace falta acción decisiva pero a la vez tolerancia y perdón. La Declaración Universal de los DDHH de la ONU y la Constitución son los mapas a seguir. ¿Haremos los sacrificios para que Venezuela sea de nuevo libre?

CARLOS H. BLOHM | EL UNIVERSAL
@carlosblohm