Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
La reconversion monetaria ¿éxito o fracaso? Narciso Guaramato Parra

Según el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reconversión Monetaria, a partir del 1ro de enero de 2008, comenzó la circulación de una nueva moneda en el territorio nacional, el “Bolívar Fuerte”, equivalente a 1.000 bolívares.

Los objetivos que se pretendían alcanzar con el proceso de reconversión implementado eran: 1.- Recuperar el poder adquisitivo de la moneda. 2.- Reducir la tenencia per cápita de papel moneda. 3.- Simplificar el cómputo de las transacciones económicas y los manejos financieros y presupuestarios del país.

A seis años de haberse implementado esta medida, ¿Habrá sido un éxito o fracaso? Analicemos si se alcanzaron los objetivos propuestos:

El primer objetivo, la recuperación del poder adquisitivo de la moneda está estrechamente ligado a la disminución de la inflación. Diversos analistas habían advertido que la creación de una nueva moneda por si sola era una medida insuficiente. Desde enero de 2008 hasta mayo de 2014, el Índice Nacional de Precios al Consumidor paso de 103.1 a 612,6, lo que representa un incremento de 368%. Como se puede deducir, el proceso de reconversión monetaria no pudo evitar el proceso inflacionario.

Esto nos lleva al segundo objetivo, la reducción de la tenencia per cápita de papel moneda. Este objetivo tampoco se ha logrado. Hoy día los requerimientos de billetes en efectivo para las transacciones diarias, es tan alto como cuando se inició el proceso. A esto se le une el hecho de la demora en tomar la medida de poner en circulación billetes con denominaciones mayores a Bs. 100. Ejemplo de lo que se señala, es el retiro en efectivo en un cajero automático. Es bastante incómodo.

En cuanto al tercer objetivo, la simplificación de los cómputos de las transacciones, es el que en mayor proporción se alcanzó. Aunque hay que destacar el hecho de lo lento que resultó que la población se adaptara a la nueva moneda. Todavía hay personas que convierten la moneda actual a la antigua: ¿son de los de ahora o de los antiguos? preguntan al realizar una transacción comercial.

De lo mencionado anteriormente se puede deducir que el proceso de reconversión monetaria en Venezuela fue un fracaso, el cual puede ser consecuencia de no haberlo acompañado de políticas de control de la inflación, en especial, medidas que controlen el aumento del dinero en la calle, la liquidez monetaria (M2) pasó de 176.567.542 miles de Bs. En enero de 2008 a 1.297.987.297 miles de Bs. en mayo de 2014, lo que representa un aumento del 658%. Sin embargo, hay que admitir que más temprano que tarde (dado el aumento de los precios) hubiera sido necesario haber implementado un proceso de reconversión monetaria. La lección es que la inflación solo se detiene con una política monetaria seria, unida a una política fiscal que se fundamente en el equilibrio fiscal.

NARCISO GUARAMATO PARRA
GUARAMATOPARRA@GMAIL.COM
@GUARAMATOPARRA