Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
La variable internacional. María Teresa Romero

Por evidentes intereses económicos Brasil, Argentina y otros gobiernos guardan silencio

La variable internacional es de suma importancia en la campaña electoral de Hugo Chávez. El Gobierno tiene conciencia de que si bien tener una fuerte presencia internacional no trae muchos votos -los que se encuentran fundamentalmente en el país-, sí es esencial para apuntalar sus estrategias electorales internas, para hacer ver que su influencia en el mundo, y en particular en la política latinoamericana, tiene aún gran peso, así como para debilitar la creciente buena imagen de la oposición en el exterior y contrarrestar sus esfuerzos diplomáticos.

Bien sabe que, entre otras medidas, las misiones diplomáticas emprendidas por el Comando Venezuela y la MUD han tenido efectos positivos en el exterior. Es evidente que la imagen de Henrique Capriles ha mejorado en la prensa mundial y que la alternativa democrática ha fortalecido su posición y relaciones con gobiernos y actores internacionales, lo cual es un factor esencial a la hora de imprevistos indeseables antes, durante y después de las elecciones del 7-O.

Lo anterior explica la decisión gubernamental de enviar de gira mundial a un nutrido grupo de diputados y dirigentes del PSUV para hablar del “inminente triunfo electoral” de Chávez y demostrar que le lleva “una ventaja inalcanzable” a Capriles, lo que cada día es menos cierto. El Presidente mismo acaba de reconocer por primera vez la necesidad de ampliar la ventaja no cómoda que lleva sobre su rival y pidió a sus seguidores ir a la caza de los indecisos.

Pero también al uso estratégico de lo internacional en la campaña se deben otras conductas desafiantes y decisiones arbitrarias recientes, como la de salirse de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, justo antes de su ingreso forzado e ilegal al Mercosur, lo que contraviene acuerdos y compromisos en materia de derechos humanos suscritos por este bloque subregional.

Es lamentable que por evidentes intereses económicos Brasil, Argentina y otros gobiernos latinoamericanos no digan nada al respecto.

MARÍA TERESA ROMERO | EL UNIVERSAL
miércoles 1 de agosto de 2012 12:00 AM

Matero1955@hotmail.com