Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Libro “Todos nos Equivocamos”, fue presentado en CEDICE

Publicado Diario El Universal 05/07/07

Su autor, Carlos Sabino, llama a la tolerancia porque “nadie es infalible”

Por: ELVIA GÓMEZ

EL UNIVERSAL

Para el sociólogo y economista Carlos Sabino, si los desplantes y amenazas del presidente Hugo Chávez en sus relaciones internacionales se hubieran producido durante la época de la guerra fría -“cuando (Richard) Nixon o (Leonid) Brezhnev”- ya se habría producido un conflicto armado en la región, pero en los tiempos que corren lo que le sucede a los venezolanos es visto por los países vecinos con tristeza, “pero no como para salir a mandar tropas”.

La reflexión del profesor emérito de la UCV y miembro del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) era parte de la explicación que él invitaba a construir para entender por qué Venezuela está experimentando con cosas ya fracasadas en otros países. Destacó la ingenuidad de los ciudadanos que se aventuraron a votar por Hugo Chávez sin detenerse a sopesar sus antecedentes, “confiados en que en democracia, si no nos gusta, lo cambiamos”.

Sabino presentó ayer su libro titulado “Todos nos equivocamos” en el que, a propósito de su experiencia política personal que se inició en el socialismo para terminar en el pensamiento liberal -pasando por el peronismo y el trotskismo-, concluye que, como nadie es infalible, no debe apelarse nunca a la violencia y la humillación para imponerle a otros ideologías que, en determinados momentos, creemos acertadas. Citó como ejemplo los enfrentamientos que se produjeron entre venezolanos por la posición frente a concurrir o no a los comicios presidenciales. Dijo que ambas posiciones tienen argumentos que las justifican, pero lo que no puede hacerse -recalcó- es romper los puentes por divergencias políticas y perder de vista que con quien se tiene que tomar distancia es con los que incurren en desviaciones éticas. La reunión, realizada en la sede de Cedice, contó con los comentarios de Gustavo Portillo, Emeterio Gómez y Américo Martín.

El autor, que se inició políticamente en su Argentina natal y vivió en Chile, Perú y en Venezuela, dijo que el proceso que vivimos, más que racional es sociobiológico, pues se va tras un líder sin detenerse a pensar en las consecuencias del camino por el que vamos.