Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Lo Natural y Lo Racional. Emeterio Gómez

¿Habrá o no uno de esos dos planteamientos que sea más incontrovertible que el otro?

Empezó mi curso en la Fundación del Valle de San Francisco el martes por la noche (aún puedes inscribirte), así que reflexionemos un poco sobre Lo Humano, La Ética y La Filosofía. Mi punto de partida para introducir a la gente en dicha reflexión, es pedirles que piensen la crucial diferencia entre Lo Natural y Lo Racional. Porque si se logra captar qué es exactamente Lo Racional, si logramos intuir la profunda endeblez del Pensamiento Lógico, será mucho más fácil entender por qué la Filosofía ha quebrado silenciosamente… ¡¡Por más que se siga enseñando en nuestras Escuelas de Filosofía!!

La discusión no pudo haber sido más fértil. Porque -por esa riqueza que a veces tiene lo espontáneo- de repente nos encontramos discutiendo si era (o no) un planteamiento racional el que “Todos los seres humanos estemos condenados a morir”. Y, de repente, los rostros se tensaron: “Profe, si usted acaba de decir que Lo Racional o Lo Lógico es, precisamente, aquello que no puede ser de otra manera, que no acepta contradicciones, que tiene necesariamente que ser así, ¿cómo es posible que ahora pretenda decirnos que no es un planteamiento racional el que todos los seres humanos estemos incontrovertiblemente condenados a morirnos? Si es tan evidente que ese es más bien un ejemplo universal y eterno de lo que no puede ser de otra manera, que lo único seguro es que nos vamos a morir, ¿cómo va a venir a decirnos que eso no esestrictamente racional?”.

Que fue la palabra clave y salvadora -eso de “estrictamente”- para resolver la disputa, que ya se había transformado en un barullo de dudas hacia la solidez del profesor. “A ver, por favor, denme un brevísimo voto de confianza: ¿Cuál de estos dos planteamientos dirían ustedes que es más estrictamenteincontrovertible? ¿Habrá o no, entre ellos dos, uno que sea más incontrovertible que el otro, aunque sea por una diferencia mínima: 1) “Todos los seres humanos están condenados a morir”. Y 2), el ejemplo clásico de lo “estrictamente” racional: a) “Todos los hombres son mortales”; b) “Sócrates es hombre”; c) En conclusión ¿”Sócrates es mortal”? Repito la pregunta: ¿Habrá o no uno de esos dos planteamientos que sea más incontrovertible que el otro?

La respuesta fue apabullante: “Los los dos son igualmente incontrovertibles”. ¿Cómo es posible, profe, que intente usted diferenciar entre dos ideas que son, las dos, estrictamente indiscutibles? “Piénsenlo un momentico: ¿Serán de verdad, las dos igualmente irrefutables? ¿Habrá o no una de ellas que es ‘ligeramente’ más incontrovertible que la otra? ¿Habrá o no una de ellas que pudiera ser negada por la Realidad, en tanto que la otra es absolutamente innegable por ninguna realidad? Treinta segundos de silencio y quince caras que se iluminan y sonríen. Entonces profe, ¿usted lo que está tratando de decir es que la ciencia podría descubrir -si es que no lo ha hecho ya- la vía para hacer eterna la vida; a través de la clonación, por ejemplo. Con lo cual nos mantendríamos en la esfera de Lo Natural, en tanto que el otro, el único verdadero razonamiento entre los dos, es un planteamiento específicamente” hipotético, condicional, que es del todo incontrovertible… precisamente porque es hipotético o condicional, porque lo único que dice es que “Si todos los hombres fuesen mortales” y si “Sócrates fuese Hombre”, entonces “Sócrates, sin la menor duda, sería mortal”?

Posdata: Agradezco el bello gesto de una dama, que ya yéndonos, se acercó y me dijo: “¿Cree usted que todo esto nos ayude a ser un poco mejores?”. Sin duda, mi bella señora, de eso se trata. 

EMETERIO GÓMEZ ― EL UNIVERSAL
gomezemeterio@gmail.com