Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“Los controles no controlan inflación, generan escasez”

Caracas, Marzo 2015 ― A través de su Observatorio Económico Legislativo, el Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE-Libertad), realizó la mesa de análisis: Economía, escasez y regulaciones ¿Un 2015 de cambios?, a fin de analizar  los diversos anuncios realizados por el Ejecutivo Nacional y el impacto que tendrán en la población venezolana.

La actividad se realizó en el marco del proyecto “Fortaleciendo el Diálogo Democrático a través del Análisis Legislativo y Económico en Venezuela”, que adelanta la institución con el apoyo de la Unión Europea. El encuentro contó con la participación de los reconocidos economistas, Rafael González Porras, Jessica Grisanti y la Diputada miembro de la comisión permanente de finanzas Vestalia Sampedro, quienes aseguraron que las medidas económicas implementadas por el poder central, no son suficientes para salir de la grave crisis que afronta el país.

La Diputada Sampedro, recordó que el artículo 299 de la Constitución Bolivariana establece que “el régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios de justicia social, democratización, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad (…)”

“Estos son los principios que han debido reinar para el desempeño de la economía en nuestro país,  como lo establece nuestra constitución, pero ha sucedido todo lo contrario. Lo que se ha generado es un reparto de los ingresos a través de un excesivo gasto público para un solo sector de la población. La caída de los precios del petróleo lo que hizo fue desnudar la crisis que se venía viviendo, el gobierno no tiene recursos para sus importaciones ni para las del sector privado, porque tiene un modelo económico que ahora no tiene el flujo de dinero y  las consecuencias de esto la pagaremos los ciudadanos de a pie”.  Aseguró la parlamentaria.

Por su parte  la economista Jessica Grisanti, comentó que el SIMADI inició como un sistema accidentado en el que solo la banca pública pudo operar, a diferencia de SICAD 2 que en su momento fue expedito.  “El panorama económico para este 2015 es bastante preocupante con un dólar no oficial por encima de los 200 bolívares, no hay disciplina fiscal, inflación grave y persistente con críticos problemas de escasez y desabastecimiento; se espera que tengamos una hiperinflación de al menos tres dígitos, que impactara directamente en el bolsillo de los venezolanos y su poder adquisitivo se verá aún más disminuido”.

Grisanti enfatizo que mantener el dólar a  6.30 es reconocer que no quieren  actualizar los precios, incluso en el sector medicina hay productos en que el precio se encuentra  por debajo de lo que cuesta la realización del medicamento. “Los indicadores de facilidad de hacer negocio posicionan a   Venezuela entre los últimos puestos, es casi imposible que los empleadores puedan compensar el poder adquisitivo de sus empleados, la fuga de talento y el problema del control de precios genera más escasez e inflación, el año pasado tuvimos el peor desempeño del poder adquisitivo desde el 2003. Hay que recordar que los controles no controlan inflación, generan escasez”.

Finalmente el también economista y profesor universitario Rafael González Porras,  destacó que es fundamental que se instrumente un proceso para la realización y ejecución de las políticas públicas y se analicen el costo de oportunidad en los recursos. “La primera responsabilidad que tiene un estado es atender los bienes públicos (seguridad, educación, salud, calidad de vida, etc) en Venezuela esto se ha seudo privatizado porque en la medida que las personas tienen recursos van financiando con sus gastos personales, esas áreas que no son atendidas por el gobierno”.

Recordó que cuando hay controles de precios no se garantiza que la población vulnerable tenga acceso al producto, porque se afecta el  equilibrio entre mercado e intervención de gobierno,  “las relaciones humanas y comerciales si son voluntarias implica un juego ganar-ganar, y debe existir la presunción de inocencia, como no ocurre con la ley de precios justo que establece sanciones previas y no cuenta con un test jurídico. Los controles de precio a nivel mundial no son utilizados para controlar la inflación, la inflación no puede ser un fenómeno especulativo, la inflación especulativa no existe y no cuenta como fundamento”.

Más información:
Patricia Díaz | Prensa CEDICE-Libertad
#Observatoriocedice