provigil 100 mg tablet provigil dose narcolepsy wellbutrin and provigil together provigil and infertility can i take provigil and ritalin
Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Los TT en América Latina “piensan” para el bien común, por Macky Arenas

Se llaman así, “tanques de pensamiento”. No es un nombre que guste mucho y menos exprese el significado que realmente tienen –hay quien prefiere que los llamen centros de investigación- pero indican que existe gente preparada que se organiza para reflexionar, sobre los problemas de la sociedad y sus comunidades y grupos de interés, con el fin de generar alternativas de solución. Pueden llegar a influir muy positivamente en el diseño de políticas públicas. Se trata de pensar en la gente, en los países y en la manera como las necesidades pueden ser satisfechas.

Son instituciones que se dedican, básicamente, a generar conocimientos sobre temas particulares. En el mundo han adquirido mucha relevancia, fundamentalmente por responder a la necesidad de la gente de tener información, codificada y metodológicamente obtenida, para traer determinados temas a discusión actuando como una especie de bisagra o enlace entre la Academia, los generadores de políticas públicas y la sociedad civil. El tanque de pensamiento procesa la información y la difunde en un lenguaje comprensible para la sociedad. Es el vínculo para que la gente presione acerca de lo que desea como políticas públicas.

Podría pensarse que se trata de un mecanismo que opera -más y mejor- siempre en países avanzados, pero no es así. En América Latina hay excelentes grupos de profesionales e intelectuales que integran prestigiosos think tanks, los cuales han merecido las más destacadas posiciones en el ranking mundial. Es probable que los acuciantes problemas de esta parte del continente funcionen como estímulo para un trabajo más esforzado y creativo. Lo cierto es que tenemos equipos de pensadores cuyo trabajo ha merecido importantes reconocimientos internacionales.

Según el índice “2013 Global Go to Think Tank Index”, realizado por el Departamento de Relaciones Internacionales, Centros de Estudios y Sociedad Civil de la Universidad de Pennsylvania, CEDICE Libertad –Venezuela- se ubica en el puesto #1 como instituto liberal y #2 entre los institutos de todo tipo de América Latina. Su lugar, el 128 de los 150 Top Think Tanks en el Mundo.

Cedice Libertad está conducido por dos competentes mujeres que fungen como su Presidenta y Gerente General. La crisis no ha conseguido amilanar sus esfuerzos ni frenar su labor. “Es muy interesante este reconocimiento si pensamos que hay más de ocho mil tranques de pensamiento en el mundo –dice Tiziana Polesel, presidenta del grupo- y esta institución considera que 160 o 170 merecen entrar en ese ranking donde nosotros nos encontramos entre los primeros 80 o 90 en el mundo”.

Califican principalmente por su organización, cómo está compuesta, la formación de los especialistas que la integran y la pertinencia de las investigaciones que llevan adelante, así como las áreas de trabajo que cubren y que mayor información han generado para apoyar las políticas públicas. En el caso de Cedice, mantienen observatorios que siguen distintos temas como el derecho de propiedad -en riesgo en Venezuela actualmente-, los temas legislativos, los derechos humanos, la problemática social en general y los referidos al gasto público, sin dejar de lado asuntos como energía, ciudadanía, emprendimiento y economía informal.

En un contexto como el de nuestros países, emprender este tipo de tarea no es fácil por la poca disponibilidad de información oficial, por ejemplo, específicamente en Venezuela y en el caso de los derechos de propiedad. Es por ello que la metodología utilizada es un recurso de primer orden y sobre ella se pone la lupa a la hora de evaluar. “El trabajo es minucioso –explica Polesel- pues la metodología debe ser válida. Por ello, nuestros observatorios han generado todo un proceso metodológico para obtener resultados a partir de lo que el mismo gobierno dice que hace. La información se sistematiza y luego aparecen las cifras definitivas”.

Su calificación actual ha mejorado notablemente. Por su completo manejo de los temas y su capacidad de plantear propuestas, la institución ha sido recientemente calificada como el segundo entre los diez tanques de pensamiento independientes más importantes de América Latina.

Igualmente, aparece de segundo entre los think tanks latinoamericanos con más impacto en políticas públicas, según el índice “2017 Global Go To Think Tanks” (*), elaborado anualmente por el Instituto Lauder de la Universidad de Pensilvania. La escala, desarrollada por el Programa de Tanques de Pensamiento y Sociedades Civiles de dicha institución, analiza variables como los temas de interés de los think tanks, su preocupación por el desarrollo internacional y su influencia en las políticas públicas, así como su adaptación a las nuevas tecnologías y uso de internet en esta categoría. En la más reciente evaluación, Cedice Libertad obtuvo el tercer puesto entre las organizaciones latinoamericanas y la posición 48 a nivel mundial.

“Nuestro objetivo central es la defensa de las libertades –acota Rocío Guijarro, la Gente General y licenciada en Filosofía- y por ello el trabajo que llevamos adelante cobra especial relevancia e impacto en momentos como los que vive el país. Nuestro compromiso y responsabilidad aumentan pues en este momento las libertades están muy limitadas y es necesario que se garanticen las libertades ciudadanas para que el país se encamine hacia el progreso y la seguridad ”.

Tiziana Polesel, quien viene de ocupar por años la dirección de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello y hoy gerencia exitosamente la importante compañía familiar de Transporte, puntualiza: “Buscamos que el ciudadano pueda ejercer y disfrutar sus libertades, que el Estado sea lo más respetuoso posible de las iniciativas individuales, todo ello para, finalmente, obtener la eficiencia política y la paz social”.-

———————–

(*) El Programa de Think Tanks y Sociedades Civiles (TTCSP) del Lauder Institute de la Universidad de Pensilvania lleva a cabo una investigación sobre el papel que juegan los institutos de políticas en los gobiernos y las sociedades civiles de todo el mundo.-