Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
“Maduro pretende racionar productos básicos en Venezuela”

Especialistas internacionales advierten sobre la verdadera intención de las nuevas “tarjetas de abastecimiento seguro”, que recientemente fueron anunciadas por el gobierno venezolano. Con esta nueva tarjeta, el gobierno venezolano busca limitar el consumo de productos subsidiados en supermercados estatales.

El anuncio del presidente Nicolás Maduro del lanzamiento de una “tarjeta de abastecimiento seguro” esconde la intención de implementar un racionamiento de productos básicos en Venezuela, advirtió hoy la politóloga Alicia Sepúlveda.

“En la medida en que tú por cualquier medio estés limitando las facilidades de compra de los ciudadanos, estás imponiéndole racionamiento o directrices de consumo”, aseguró Sepúlveda en diálogo con Notimex.

La investigadora del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice-Libertad) dijo que la tarjeta buscalimitar al consumo de productos subsidiados en supermercados estatales, con precios inferiores a los del mercado.

La experta en políticas públicas atribuyó al modelo económico “socialista” la situación de escasez que experimenta Venezuela, ya que los controles de precio obligan a los comerciantes a vender sus productos a pérdida, lo que a su vez desincentiva la producción.

“Todos los modelos económicos que se basan en controles de precios y de cambio terminan aplicando controles en la distribución de los bienes y servicios porque se generan distorsiones que desincentivan la producción y esto genera escasez”, recalcó la analista.

Ante esta situación, Sepúlveda sostuvo que los gobiernos de corte socialista recurren al racionamiento, pese a que el gobierno responsabiliza a la “guerra económica” por la escasez o la elevada inflación, que cerró en 56 por ciento en 2013.

Sepúlveda vaticinó que estos problemas se mantendrán vigentes, ya que el gobierno ha fallado en el diagnóstico, al tiempo que aseguró que la única solución pasaría por cambiar a un modelo económico que estimule la producción de bienes y servicios.

“Tiene que haber un cambio en el modelo productivo, un cambio hacia un sistema que genere certidumbre, seguridad jurídica e incentivos a la producción interna, que es lo que ahora no hay”, recalcó la politóloga.

ALICIA SEPÚLVEDA ― EL FINANCIERO | MÉXICO
aliciasepulvedacedice@gmail.com