Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Más allá del petróleo. José Luis Cordeiro

Toda la energía que consume nuestro planeta es menor al 0,1% de la energía solar

Cada vez se discuten más las nuevas fuentes de energía del futuro. La economía del hidrógeno es una posibilidad real en el futuro pues el hidrógeno es mucho más “limpio” que el petróleo, forma parte del ciclo natural del agua en la Tierra y es el elemento más abundante del universo (también es el elemento más ligero y las estrellas están constituidas por hidrógeno). Sin embargo, el hidrógeno tiene que ser producido pues no existe en forma pura y abundante.

Las dos principales fuentes de hidrógeno en la Tierra son el agua y los hidrocarburos. Si se utiliza agua es necesario separar el oxígeno y si se utilizan hidrocarburos es necesario separar el carbono. Ambos procedimientos son posibles, aunque todavía costosos, el primero con la hidrólisis y el segundo con el llamado “secuestro” del carbón.

A medida que avanza la tecnología, el hidrógeno podrá ser una nueva fuente de energía que sustituya al gas natural, el petróleo, el carbón y la madera. No obstante, el hidrógeno no es una fuente de energía primaria, sino una fuente de energía secundaria pues primero hay que tener otra energía para producir el hidrógeno necesario para actividades como el transporte.

La energía solar es quizás la principal fuente de energía primaria capaz de suplir eventualmente las mayores necesidades de nuestra civilización. La energía solar está creciendo a tasas interanuales superiores al 20% y se espera que crezca todavía más rápido a medida que disminuyen los costos de producción y aumentan los niveles de eficiencia y conversión.

Más allá de la energía solar terrestre está la energía solar espacial. La Estación Espacial Internacional ya utiliza la energía solar que recibe gracias a sus paneles solares. En pocas décadas será posible transmitir energía solar desde el espacio a través de microondas a la Tierra. De hecho, toda la energía que consume nuestro planeta es menor al 0,1% de la energía solar que llega a la atmósfera terrestre. Es decir, el día que sepamos cómo captar, almacenar y transmitir la energía solar espacial a la Tierra, será el día de la muerte de los combustibles fósiles.

Además de la energía solar, existen muchas otras formas de energía como la bioenergía (por ejemplo, bacterias que transforman desechos en energía química y fotosíntesis artificial), la fusión nuclear (como ocurre en el Sol cuando dos átomos de hidrógeno se fusionan para formar un átomo de helio), la conversión de materia en energía (de acuerdo a la famosa fórmula de Einstein) y la energía de la antimateria. El futuro de la humanidad, y de la energía, apenas comienza.

JOSÉ LUIS CORDEIRO | EL UNIVERSAL
lunes 25 de junio de 2012 12:00 AM

www.FuturoVenezuela.net