Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Ni “ayudaítas” ni “socorros”. Carolina Jaimes Branger

Como venezolana le exijo al Poder Electoral que anule las migraciones realizadas fuera de lapso.

Decir que las 108 migraciones que realizó el CNE en un universo de 17 millones de electores es “insignificante” es equivalente, como dijo el señor Juan Bustamante en El Universal del 29/10/12, a decir que los 60 asesinatos del fin de semana son una insignificancia con respecto a los que se cometieron en el resto del mundo. ¡Son crímenes!

Una ilegalidad es una ilegalidad, no tiene que ver con el número de personas involucradas. Las leyes son para ser cumplidas. Los argumentos esgrimidos por la rectora Socorro Hernández para justificar las migraciones de los candidatos designados a última hora por Chávez, sus familiares y sus comandos de campaña, son una falta de respeto hacia todos los venezolanos. Primero, porque al privilegiar a unos ciudadanos están contraviniendo la igualdad que consagra la Constitución Nacional. Segundo, porque el artículo 40 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales es clarísimo con respecto a cuál es el Registro Electoral definitivo y éste no puede ser modificado hasta que no se reabra el lapso de nuevas inscripciones y cambios de centros de votación. Tercero, porque el que se haya realizado a la luz pública (la verdad es que no estoy tan segura de que haya sido así, pues eso lo descubrieron los técnicos de la MUD) no le resta ilegalidad. Y cuarto, inaceptable la declaración de Pedro Carreño el martes 30 de que la AN no discutiría el asunto pues si la oposición hubiera solicitado las migraciones, se las hubieran concedido.

¿Concedido?… ¿Es que acaso un poder público puede violar las leyes para hacer “concesiones”?… ¿Para qué son las leyes entonces? Por fortuna la MUD no pisó el peine y no aceptó la “ayudaíta”. ¿Cómo se atreven a tapar una ilegalidad ofreciendo ampliarla a todos?

Yo como ciudadana venezolana le exijo al Poder Electoral que anule las migraciones realizadas fuera de lapso.

Claramente aquí hay una acción destinada a quebrar la voluntad del electorado opositor, a demostrarle que el poder es veleidoso hacia un sector y opresor hacia otro. Pero si todos los demócratas de este país actuamos en contra de ello, no van a poder doblegarnos. Por eso insisto en la importancia de apoyar a la MUD y de ir a votar en las elecciones del 16 de diciembre. La pelea es peleando. No necesitamos ni concesiones ni “ayudaítas”. Y mucho menos, “socorros”.

@cjaimesb

Fuente: El Universal