Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿No es la propiedad privada un derecho exclusivo de cada venezolano? Así piensa un socialista…

En días previos, el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jesús Farías, indicó que “la propiedad privada no es un derecho absoluto”, ya que la misma, según el legislador, se encuentra condicionada en aras de “proteger las libertades de la mayoría de los venezolanos” (ver: http://goo.gl/gf8gpr).

Lo que parece ignorar el diputado, o desconocer de forma intencional con un fin cada vez más obvio en las acciones llevadas a cabo recientemente por el Gobierno Nacional (a saber, las intervenciones a establecimientos comerciales), es que uno de los rasgos centrales de la propiedad privada lo representa justamente el carácter deexclusividad que el propietario de un determinado bien posee sobre el mismo, para su uso, goce, disfrute y disposición, de acuerdo a lo expuesto en el artículo 115 de la vigente Constitución, y que convierte a esa posesión en inviolable para el Estado y para los demás ciudadanos.

Por otro lado, es cierto que la propiedad no es absoluta, así como no lo es ningún otro derecho humano, ni siquiera la vida, pues existe la legítima defensa. Todos los derechos admiten limitaciones, pero no para “proteger las libertades de la mayoría”, como lo afirmó el diputado, sino para impedir abusos en el ejercicio de esos derechos y para garantizar las libertades individuales de todos. Sin embargo, no debe sorprender a nadie que un funcionario cuyo ideario político sea el socialismo, haga este tipo de afirmaciones.

De esta forma, es tiempo ya de que los venezolanos, que actualmente padecen los efectos de un modelo político socialista directamente sobre su calidad de vida, rechacen de forma clara y decidida este tipo de ideas, en las cuales la propiedad privada carece de valor y es susceptible de apropiación por parte del Gobierno nacional. Sin derechos de propiedad no hay libertad posible. La propiedad privada es un elemento inherente al ser humano, que implica tanto la obtención de los beneficios como la responsabilidad que de ella se desprende para el desarrollo de la sociedad y la convivencia entre sus integrantes.

Hoy, los venezolanos deben reunirse en la defensa de sus derechos, rescatar el valor de la propiedad privada y replantear su ejercicio desde la vida ciudadana, especialmente en temas como el petróleo y los demás recursos naturales, desde siempre en manos del Estado.

Observatorio de Derechos de Propiedad