Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
NOTA DE PRENSA: Una sociedad emprendedora, es una sociedad capaz de salir de la miseria

Expertos en evento internacional de CEDICE-Libertad señalaron:

Caracas, 22 de Mayo. En el marco del el Conversatorio Internacional “El Emprendimiento como vehículo para superar la pobreza”, organizado por CEDICE-Libertad y el Instituto Democracia y Mercado de Chile se destacó el espíritu emprendedor del venezolano, como base para el desarrollo sustentable, y evaluar casos de emprendimientos exitosos en el país. Este acto sirvió igualmente para la presentación del Centro de Emprendimiento Sociedad Libre (CEMPRENDE) de Cedice Libertad, que promoverá el valor de la libre empresa como generadora de riqueza

El Dr. Angel Soto, director del instituto Democracia y Mercado de Chile y quien coordina el proyecto “Emprendedores Latinoamericanos”, descubrió un sin número de historias de emprendimientos en Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, que han logrado tener éxito en la región, este proyecto permite incentivar la conducta empresarial, y que se deje de ver como el sueño americano que no es posible lograr en este lado del mundo. Por Venezuela estuvo la Dra. Dunia De Barnola, directora ejecutiva de Venezuela Competitiva quien dio a conocer el programa similar llamado “Éxito Venezolano”, que tiene esa organización, en la que se habla de casos de emprendimiento de por lo menos 5 años de sostenibilidad. Coincidieron ambos que los emprendedores merecen ser vistos como héroes, por innovadores, perseverantes, y creadores de riqueza, pero raras veces son vistos así. Más bien es común satanizar la figura del empresario en Latinoamérica.

Por su parte el Ing venezolano Alejandro Bermúdez, director de SUPERNOVA señaló que innumerables son los factores para lograr el emprendimiento como son el apoyo familiar, sobre todo en los comienzos. Sin embargo Venezuela está llena de gente emprendedora con un sueño personal, de familia, de país. Gente que está dispuesta a dar lo mejor de sí para salir adelante, porque quieren para sus hijos algo mejor de lo que les toco vivir. Y aunque es cierto que el clima de negocios, de facilidades, de reducción de las barreras de entrada, es fundamental, no es imprescindible, pues el emprendimiento depende de nosotros mismos, es una actitud de vida.

Los expertos subrayaron el valor de la competitividad, una palabra que no suena bonito en los países latinoamericanos, pero que es muy necesaria para el desarrollo de los países. Explicaron que ser competitivo no es afectar al otro, perjudicándolo, pues de ser así el emprendimiento estaría condenado al fracaso. La verdadera competitividad, sostenible durante el tiempo tiene que ver con la responsabilidad y corresponsabilidad con el otro. Tiene que ver con competencias, capacidades que se desarrollan y se aprenden. No existe país competitivo, sin empresas u organizaciones competitivas y éstas a su vez no existen sin personas competitivas. Por ello es tan importante la promoción de ese círculo virtuoso. Y una sociedad emprendedora, es una sociedad capaz de salir de la miseria.

Se habló de la necesidad de un cambio cultural, y dejar atrás ese paradigma histórico y de subdesarrollo de echarle la culpa al otro, hay que asumir las propias responsabilidades. Salir del paternalismo latinoamericano que espera que los gobernantes solucionen su vida económica, porque ello no trae más que pan para ahora, pero hambre “para dentro de un rato” como afirmó el Dr. Soto.

Esa transformación cultural debe valorar el emprendimiento, la creación de riqueza, la iniciativa individual, el respeto a la propiedad privada. Una transformación educacional dónde se enseñe a crear riqueza. A entender que la crisis es una oportunidad para aprovechar, para salir y crecer y así reafirmar la importancia de no darse por vencido, de reemprender. El cambio cultural no es que abandonen la identidad latinoamericana, es que la consolidemos pero con una mirada de afrontar situaciones y adversidades.

El Dr. Soto, explicó que el éxito empresarial, es consecuencia de la posibilidad de experimentar libremente corriendo riesgos, costos y pudiendo disfrutar de los beneficios. Cada empresa es una aventura con múltiples salidas, complicaciones y soluciones, y el emprender un proyecto, trae consigo esa cuota de incertidumbre. Cualquier persona que ha logrado algo grande o único lo ha hecho desafiando la opinión ortodoxa. Los emprendedores contribuyen a crear riqueza, y a mejorar la calidad de vida.

Alejandro Bermúdez, Dunia de Barnola, Ángel Soto y Rocio Guijarro, Gerente General de CEDICE