Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
2013: la reestructuración de Pdvsa. Diego González Cruz

Se acercan tiempos difíciles para el futuro de la industria petrolera, la cual es necesario rescatar.

DIEGO J. GONZÁLEZ CRUZ
| EL UNIVERSAL

lunes 4 de junio de 2012 12:00 AM

Se acercan tiempos difíciles para el futuro del país, en especial para la industria petrolera, la cual es necesario rescatar, ya que en la actualidad, y por muchos años más, será la principal fuente de divisas. Hoy aporta un porcentaje vital al presupuesto corriente de la nación. Situación que tendremos que cambiar en el mediano plazo, para tener un país que no dependa de un solo recurso.

El candidato presidencial demócrata, y futuro presidente de la República, Henrique Capriles R., tiene que disponer de un programa creíble, y realizable, para rescatar la industria petrolera. Este tiene que ser preparado con bastante antelación. Se hace necesario que concurramos a esta tarea los profesionales que estamos o estuvimos en el negocio de los hidrocarburos, los empresarios de las empresas de bienes y servicios, los miembros de las asociaciones y sociedades profesionales, ONG y sindicatos relacionados, los académicos, los representantes de las universidades, economistas, abogados, sociólogos, editores y periodistas que cubren la fuente, entre otros grupos. Deben participar todos los sectores para que tengamos una mejor industria y un mejor país, libre y democrático, donde se respete la propiedad, el estado de derecho, donde se promueva la educación para el trabajo, y haya oportunidades para todos.

Es necesario preparar propuestas en las respectivas áreas de interés. Aquí destacan con prioridad los temas de la seguridad energética, la normalidad operativa y la gobernabilidad de la industria petrolera nacional. Ya se han producido algunos documentos sobre estas materias, que le fueron entregados a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y varias de las propuestas fueron recogidas en los “Aspectos Fundamentales de los Lineamientos para el Programa de Gobierno de Unidad Nacional”.

Petróleos de Venezuela, S.A., es una organización gigantesca. En su reciente Informe de Gestión Anual 2011 (http://www.pdvsa.com/ Informes Financieros) describe sus 17 filiales principales, de las cuales nueve son propiamente del negocio petrolero, y ocho no realizan actividades medulares, estando más bien orientadas a los “objetivos sociales” que el Gobierno le ha impuesto a la estatal. El informe también identifica 13 empresas en el exterior (mayormente en los negocios de refinación). Igualmente, identifica las relaciones con 20 empresas mixtas, en las cuales Pdvsa tiene la mayor participación accionaria.

Además, el Gobierno ha involucrado a la estatal en actividades de geopolítica, principalmente en América Latina y el Caribe, así como con China. En estos acuerdos, Pdvsa suministra petróleo y productos a empresas estatales en condicione desventajosas para la nación, lo cual tiene que ser revisado.

Las labores de Pdvsa en su actividad medular (exploración y producción) se dividen en tres grandes áreas: las activas, las inactivas y las nuevas. A su vez, las áreas activas se dividen entre las que están siendo operadas 100% por Pdvsa (las llamadas de gestión directa) y las que comprenden las empresas mixtas, donde los particulares realizan la actividad, pero no tienen injerencia en la planificación, ni en la comercialización ni mucho menos en los recursos humanos, porque todo lo decide Pdvsa. De allí la caída de su producción. Las áreas inactivas están conformadas por las decenas de campos y los miles de pozos que no se encuentran en producción; mientras las áreas nuevas las conforman los más de 650 prospectos exploratorios, lo que falta por desarrollar de la Faja del Orinoco y todas las zonas costa afuera por explorar y desarrollar.

Lo más indicado es que la estatal se quede solo como Casa Matriz o Holding, en tanto que sus actividades de gestión directa deben ser realizadas por filiales con total independencia del Holding, en su planificación, finanzas y operaciones. Por su parte, las áreas de empresas mixtas, las inactivas y las nuevas, deben pasar a ser manejadas por el sector privado nacional e internacional, para que aumente a la brevedad la producción. En ellas, Pdvsa solo debe tener participación accionaria en nombre de los ciudadanos, que han de ser sus verdaderos propietarios.

Ante este reto, un grupo de venezolanos nos hemos unido alrededor de un nombre: Centro de Estudios sobre Energía de Venezuela (CEEV) en Cedice Libertad (http://cedice.org.ve/?p=777), para tratar estos temas y trabajar con otros think-tanks, como el Centro de Orientación en Energía (Coener), que está muy activo.

cedice@cedice.org.ve

@cedice