El término inflación proviene del latín inflatĭo, que significa expansión, ampliación; y muestra su relación con ese aumento abusivo de la emisión de dinero en la economía, practica utilizada por gobiernos irresponsables para financiar sus deudas, que ocasiona un aumento generalizado de los precios de bienes y servicios.

La hiperinflación se define como un ciclo inflacionario sin tendencia al equilibrio y en el que los precios varían de forma exorbitante. Como criterio general, se considera a una economía en hiperinflación cuando su nivel general de precios varía en más de 50% mensual (Cagan, Philip 1955. La dinámica monetaria de la hiperinflación).

Para el 15 de enero de 2018, un kilo de café costaba Bs. 280 mil, hoy al 24 de mayo, su precio supera Bs. 4 millones. En 4.5 meses, el precio del café se ha incrementado en un 2316%.

Por su parte, el salario mínimo ha sido incrementado por decreto en tres oportunidades este año, pero es aumento ha sido del 220%. Es decir, para el ciudadano, tomarse un café es cada vez más difícil.

Con el salario mínimo vigente en enero, se podían comprar casi 3 kilos de café, mientras que en mayo ya solo se puede adquirir 600 gramos.

En otras palabras, hay que trabajar todo un mes para únicamente comprar 600 gramos de café.

Es responsabilidad del modelo del Socialismo del Siglo XXI que los venezolanos ya no podamos tomar ni siquiera nuestro tradicional cafecito!

Infografía realizada por:

Giannina Raffo, Campaign Manager, Cedice Libertad
Oscar Torrealba, Economista, Cedice Libertad

#AsiGastanTuDinero