De acuerdo al reciente anuncio del presidente Maduro, el mecanismo reestructurado de DICOM comprenderá un total de ocho subastas mensuales, a razón de dos subastas por semana. Se plantea que con esta dinámica se podrá obtener una tasa de cambio real, ajustada a las necesidades de los potenciales exportadores. Por otra parte, la operatividad y la forma de acceder a las subastas serán anunciadas por el Ejecutivo en los próximos días.

En esta nueva reedición de DICOM la banca privada coordinará con el Consejo Nacional de Economía y la Vicepresidencia de Economía para incluir a los empresarios privados, con el fin de eliminar la discrecionalidad con la que se venían asignando las divisas en el mercado, de modo que a través de la subasta abierta, los industriales puedan  acceder a los dólares en la medida de lo que puedan ofertar.

Lo más importante para que un sistema de esta índole funcione es suficiente oferta de divisas, pues de lo contrario el sistema no podrá cumplir con la frecuencia acordada y menos con los montos requeridos. Ello es lo que ha pasado con todos los mecanismos de subasta que se han instrumentado recientemente y que han fracasado. Es por ello que tenemos ese inmenso diferencial entre las tasas oficiales y las que reporta el mercado en la adquisición de divisas.

Asimismo, el diputado José Guerra advirtió que el mecanismo no funcionará, mientras sea a una tasa controlada, sin libertades económicas y que apueste a la oferta de divisas de los empresarios y no del Estado, que es quien las percibe en mayor cantidad.

Realizado por:
Karelys Abarca, Economista Cedice Libertad