Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Países UVA. Gerver Torres

El término UVA sirve para agrupar a países que lo están haciendo muy mal.

Periódicamente los analistas económicos y financieros crean acrónimos para designar grupos de países que por alguna razón se encuentran en situación similar. Así, se hizo ampliamente conocido el término BRIC, creado por Jim O’Neill de la firma Goldman Sachs, que en inglés significa ladrillo, y que agrupa a Brasil, Rusia, India y China. Más tarde se le agregó una “S” al neologismo para convertirse en Brics, con la inclusión de Suráfrica en el grupo. Durante algún tiempo esos países se veían como las economías emergentes más promisorias del mundo, hasta que sus tasas de crecimiento y las reformas que las impulsaban empezaron a desacelerarse. Más recientemente apareció un nuevo término, MINT, que significa en inglés “menta” y también “acuñar”, que agrupa a México, Indonesia, Nigeria y Turquía.

Algunos piensan que estos países estarán en los próximos años entre los de mejor desempeño económico en el mundo, en razón de las reformas que han estado adelantando, como es el caso de México, que bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto ha acometido un ambicioso programa de cambios estructurales en sectores claves como el de la energía y las telecomunicaciones. Brics y MINT tienen en común que se refieren a economías que estuvieron o se están desempeñando muy bien o al menos, hay la expectativa de que sea así. Son neologismos que designan países que prometen.

Por estos días, empieza a circular otro término, el de los países UVA, que incluye a Ucrania, Venezuela y Argentina. En este caso, a diferencia de Brics y MINT, el término UVA sirve para agrupar a países que lo están haciendo muy mal. Países cuyas economías exhiben alta inflación, déficit fiscal, fuerte endeudamiento, acelerada depreciación de sus monedas, alto riesgo país y, por tanto, resultan muy poco atractivos para la inversión privada. Es lamentable que cuando pasamos a hacernos parte de un neologismo de uso internacional es para designar un mal desempeño. 

GERVER TORRES ― EL UNIVERSAL
gerver@liderazgoyvision.org