Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Plan de acción entre grupos de interés es clave en la RSE

Responsabilidad Social Celina Pagani La especialista del Boston Collage en inversión social corporativa dictó una conferencia para gerentes de RSE en Cedice. Opina que en América Latina hay buena materia gris para subir escaños más rápido que los países desarrollados.

Celina Pagani

“En Latinoamérica tenemos personas muy inteligentes, podemos saltar etapas y avanzar más que Estados Unidos o Europa”, dijo Celina Pagani, especialista del Boston Collage en temas de inversión social corporativa. “Somos un patrón porque trabajamos de una manera muy práctica”, comentó en alusión al potencial que el subcontinente ostenta en el área de Responsabilidad Social Empresarial.

Pagani visitó Venezuela para ofrecer una conferencia en el Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico. Magister Scientiarum en Psicología Clínica, comenzó a trabajar con público interno en 1985 y en 2000 se abrió camino en las demás áreas. La conferencia de Pagani se refirió al ciclo completo de la RSE, y estuvo dirigida a gerentes encargados del área en sus respectivas empresas. Desglosó las tendencias según “la tecnología de Boston College”, el cumplimiento de leyes o estándares voluntarios, creación de valor de mercado y cómo se implementa la RSE.

Explicó que lo ideal es establecer un “mapeo de stakeholders” (grupos de interés) en siete áreas: gobernabilidad, mercadeo, público interno, proveedores, medio ambiente, política pública y comunidad. “No se puede responder a todo al mismo tiempo. Hay que crear un plan de acción que establezca quién va a hacer qué, y cuándo”, subrayó.

Latinoamérica variable

Su experiencia en el subcontinente latinoamericano se concreta en Guatemala, El Salvador, Uruguay, Perú, Argentina, Chile y Brasil. “Argentina fue el primer país con el cual me contacté. Luego empecé a fijarme en otros”.

Sobre el estatus de la RSE en Latinoamérica afirma que en unos países está más avanzado que en otros. “En Guatemala hay muchas empresas familiares, en Uruguay un manejo muy bueno de la teoría, pero este año encontré algo mucho más receptivo en la práctica”. Dice que en Uruguay hay mucho énfasis en el público interno, mientras que en otros países se encuentra más interés en los demás stakeholders. “Hay que diferenciar entre nacionales y multinacionales.

En El Salvador, por ejemplo, encontré que las maquiladoras tenían aspectos establecidos en cuanto al trato de los empleados”. Pagani resume en tres escenarios o estadios el estatus de esta materia en la región: más teoría que práctica; programático pero no estratégico, “no saben articular el valor agregado de la empresa”; un híbrido entre las dos anteriores. “Está más adelantado en Estados Unidos, pero allá todavía hay algunos que creen que la RSE es filantropía o no logran articular el busi ness case. Asegura que –pese a todo– en Latinoamérica las empresas sí se están poniendo al día con sus comunidades, al igual que en Estados Unidos y España.

En cuanto al papel de intermediario que están desempeñando los gobiernos nacionales y locales, la especialista comenta que los problemas sociales son tan grandes que hay que crear alianzas. “En una sociedad hay tres sectores: empresariado, gobierno y ONG. Tienen que estar aliados para tener una intervención de mayor impacto”. Si bien Pagani desconoce el caso venezolano, se atrevió a elaborar un par de deducciones a partir de la conferencia dictada en Cedice: “Existe el entendimiento de que la RSE tiene los siete componentes.

Mi objetivo es conectar con el sur

Llegó el momento de que nos preocupemos por el mundo. La RSE está haciendo pensar en el mundo de una manera diferente. Nos está sacando de nuestro egoísmo”.

© 2004. CA Editora El Nacional. Todos Los Derechos Reservados