Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Poeta y sacerdote

El Universal 06/07/08

Por: Emeterio Gómez

Hay en el alma una realidad trascendente que jamás podremos entender

Rafael Cadenas y Alejandro Moreno, venezolanos los dos -por más que uno de ellos naciera en España-, nos han ayudado en estos días a avanzar un largo trecho en la intuición de la noción de Dios. Con un día de por medio, Cadenas, poeta reconocido ya mundialmente y Alejandro, sacerdote salesiano enterrado en las barriadas caraqueñas, viviendo la Teología con la gente humilde; nos han hecho sentir el infinito misterio, la absoluta incomprensibilidad o impensabilidad del espíritu humano. Que es el primer paso para acercarse a Dios: intuir el misterio, llegar a entender que hay en el alma una realidad trascendente que jamás podremos entender. ¡¡Por mucho que la ciencia se desarrolle!! O lo que es peor: cada vez menos, mientras más se desarrolle la ciencia. Exactamente al revés de lo que Occidente cree.

Cadenas, comentando la obra de un teólogo judío -Abraham Heschel-, insistió en la necesidad de saltar del Misterio a la noción de Dios. ¡¡No debemos quedarnos atascados en lo Trascendente, en lo Sagrado o en el Misterio!! Aunque no podamos penetrar en esta esfera, es decir, aunque jamás podamos conocer racionalmente lo que son el Bien y la Justicia ¡¡podemos practicarlos!! Porque el Bien y la Justicia, la Piedad o el Amor, no son -como algunos creyeron- ni Ideas ni Conceptos. ¡¡Son tan solo Sentimientos!! “Realidades” que no tienen mucho que ver con el mundo, sino que brotan espontáneamente del Espíritu. O, más aún: “realidades” que nosotros, gracias a Dios, podemos poner en el mundo, podemos imponerle libremente a nuestro Espíritu.

Oyendo a Cadenas, nos impactó la increíble similitud con lo dicho por Alejandro dos días antes: más allá de todos los conceptos y esquemas que construimos para tratar de comprender la realidad, “¡¡si no se vive la fe, no se entiende nada!!”. Es decir, si no se está dentro de la Episteme, dentro del alma de la gente, sólo podremos conocer superficialidades. No es reflexionando sobre la pobreza como vamos a calar en ella. Más allá de todos los Conceptos e Ideas con los que operamos, hay una “constante fluencia”, un permanente fluir “de dentro hacia fuera, desde el fondo no representado (… ) a la claridad de las representaciones y los discursos”. (El aro y la trama, página 57). Palabras bellas que sin duda nos dan una pista para aproximarnos a Dios.

Pero más allá del formidable acercamiento a la Religiosidad, haber oído a estos dos hombres con un día de por medio, nos ratificó con fuerza la profundidad de la crisis que vive la Civilización Occidental, una cultura muy pobre que se castró el crecimiento de la espiritualidad profunda, es decir, de lo Sagrado; que sustituyó este fundamento último del alma y de la vida por lo único que alcanzó a desarrollar: el arte, la ciencia, la tecnología, la teología y la filosofía. Re-presentaciones todas ellas, esto es, re-presentaciones abstractas, todas ellas, de esa infinitud absolutamente incognoscible, existencial y fáctica, que es el Espíritu. “Razón” por la cual, cuando Cadenas conecta su Poesía con la Religiosidad, cuando escribe Apuntes sobre San Juan de la Cruz, poeta místico; o cuando Alejandro aterriza la Teología en el alma de la gente humilde o en la angustia profunda de Y salimos a matar; cuando ambos vibran intensamente hablando desde el Infinito, desde las profundidades de lo Incomprensible, uno “comprende” que Dios existe.

Sobre todo ello hablaremos en nuestro ciclo de charlas “Para repensar a la Civilización Occidental”, que empieza el miércoles 16 de julio. Cadenas y Alejandro son, por supuesto, invitados de honor.

emeteriog@cantv.net