Índice de Calidad Institucional 2015

2019-01-23T14:49:54+00:00

Las personas no somos perfectas; las instituciones que generamos tampoco. Limitaciones en nuestro conocimiento e imperfecciones en nuestros valores nos impiden alcanzar una cooperación social perfecta, una que nos permita coordinar nuestras acciones de forma tal de poder alcanzar los fines que cada uno quiera alcanzar, sin interferir en el mismo esfuerzo que los demás realizan en pos de sus propios fines. No obstante, pese la inevitable imperfección, podemos afirmar que hemos avanzado mucho. La imagen del “buen salvaje” que vive en una idílica sociedad de paz y amor está alejada de una realidad histórica en la que la violencia y la opresión de los poderosos predominaban.

Índice de Calidad Institucional 2013

2019-01-23T14:48:46+00:00

CEDICE Libertad presentó el Índice de Calidad Institucional 2013, en donde Venezuela ocupa el lugar 183 bajando dos puntos con respecto al año pasado, lo que indica el pésimo desempeño institucional que tiene el país estancado sin crecimiento y gran crisis política , económica y social. La lista de los que peor desempeño han tenido en estos años, habla a las claras del deterioro institucional que acompaña a los países llamados socialistas. Pérdida de la calidad institucional, falta de confianza en el país y cambio permanente en las reglas de juego políticas y económicas. Este retrato puede ser conocido, pero sus efectos concretos no tanto: en los últimos años, Venezuela ha sido el país América Latina que más posiciones perdió en el Índice Internacional de Calidad Institucional (ICI). Este Índice es elaborado por el profesor Martin Krause con el apoyo de la Red Liberal de América Latina y de CEDICE-Libertad en Venezuela, miembro de esta red, el mismo ofrece un análisis de las fortalezas y debilidades que muestran los países en el aspecto institucional, tan fundamental para el progreso, la generación de riqueza, la calidad de vida, y la atracción de inversiones. Las leyes de la economía nos explican la relación causal entre ciertas instituciones, el crecimiento económico, la mejora del nivel de vida y la posibilidad de aprovechar un mayor número de oportunidades. Esas instituciones son aquellas que protegen en forma efectiva derechos individuales básicos como el derecho a la vida, la libertad de opinión, de movimiento el derecho de propiedad y la propiedad contractual. Es lamentable que para 2013, Venezuela se ubica en el lugar 183 bajando dos lugares, por debajo de Cuba que está en el puesto 173, ello representa una caída en el ranking de 22 lugares desde 2007, cuando el índice comenzó a elaborarse. La lista de los que peor desempeño han tenido en estos años en América Latina: Argentina, Ecuador, Bolivia y en el mundo como, Afganistan, Corea del Norte, Zimbabue habla a las claras del deterioro institucional que acompaña a los intentos de inventar algún tipo de “socialismo o control del poder ”, más o menos moderado o más o menos presentado con ribetes autóctonos. El estudio divide los países en dos grupos, los que tienen un buen indicador de calidad institucional o están mejorándolo y aquellos que no. Los primeros coinciden con los que le dan un mejor nivel de vida a su población o que muestran avances en la generación de oportunidades de progreso de sus habitantes y mecanismos de protección a la propiedad. Los segundos suelen ser naciones con altos niveles de pobreza o que, analizados en largos períodos de tiempo, muestran una tendencia a la decadencia económica y social, en este grupo se encuentra Venezuela, no extraña que un grupo de países con políticas de tipo “bolivariano” acaparen el grupo de países en descenso.. según lo expreso Rafael Alfonzo, presidente de CEDICE Libertad. Calidad Institucional 2013 Este índice, que se realiza todos los años, se toma en función de ocho indicadores confeccionados por organizaciones internacionales como el Banco Mundial, la Heritage Fundation, The Wall Street Journal, Transparencia Internacional, Freedom House y el Instituto Fraser. no define un grado óptimo de institucionalidad, sino que registra las posiciones relativas, calificando del 0 al 1. Cuanto más cerca está un país del 1 significa que mejor fue su desempeño en esta materia. expreso Rafael Alfonzo. En cuanto a la percepción de la corrupción, según los indicadores de Transparencia Internacional y Freedom House, Venezuela obtuvo 0,42 y 0,47, respectivamente. Krause explicó que “ En resumen, Venezuela, cuando se compara sobre base metodológicas y criterios técnicos mundialmente reconocidos se encuentra en la cola, situación que es alimentada por un diseño de políticas públicas que en nada pareciera considerar los criterios de transparencia, eficiencia y eficacia en la gestión pública, conceptos estos modernos para lograr generar riqueza, mejorar su distribución y garantizar los derechos sociales, económicos y de propiedad de todos sus ciudadanos. Los resultados de una gestión pública poco racional se evidencian en el deterioro de la infraestructura y calidad de los servicios públicos, en la conflictividad social y la aguda crisis económica por la que atraviesa el país, manifestó Rafael Alfonzo H.