Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Precandidatos presidenciales le responden al país

14/11/2011

Desde la UCAB hablarán de seguridad, empleo y educación. Los caraqueños quieren conocer sus planes para frenar la delincuencia.

Por: Maru Morales

Cinco candidatos, un moderador, tres temas de interés nacional, nueve preguntas, un minuto para responder, dos canales de televisión que transmirán en vivo (Globovisión y DAT TV ), seis estaciones de radio conectadas y cuatro páginas web que emitirán la señal vía Ustream constituyen el andamiaje logístico y tecnológico dispuesto por el Movimiento Estudiantil para llevarle hoy a los venezolanos el primer debate electoral en 12 años.

La vocera de los organizadores, Gaby Arellano, precisó que la mecánica se ajustará a los tiempos televisivos, es decir, 4 segmentos de 15 minutos con cortes comerciales.

“En el primer segmento cada uno tendrá 30 segundos para presentarse. Se escogerán 3 preguntas para cada tema, que serán leídas por estudiantes de varias universidades. La seguridad personal se tocará en el primer segmento, el empleo en el segundo y la educación en el tercero. En el cuarto segmento cada candidato enviará un mensaje de cierre”, dijo Arellano.

Los organizadores sortearán hoy en la mañana el orden de palabra de los aspirantes de las primarias presidenciales y en la tarde se reunirán con los comandos de campaña para escoger una base de 18 interrogantes por categoría: “La idea es que al momento del debate tengamos variedad y que no se repitan”.

La entrada del público al Aula Magna de la UCAB será libre, habilitarán dos auditorios auxiliares y una pantalla gigante en la parte exterior. “Se abrirá desde las 4:00 pm hasta las 7:00 pm. No se permitirán barras que impidan el diálogo o que apabullen a los participantes”, aclaró Arellano.

Anónimos.

La escogencia de los tres temas no fue un albur.

La más reciente encuesta de IVAD (27-10 al 03-11) reportó que 63,9% de los venezolanos considera la inseguridad como el principal problema del país; mientras que el Centro Gumilla informó en octubre que 40,5% de las personas de los estratos D y E ponen el empleo en el centro de sus preocupaciones.

El tema educativo (programa, presupuesto e ingreso) no está de gratis en la agenda escogida por los bachilleres.

Integrantes de la plataforma Jóvenes Trabajando Aquí (Jota) acudieron ayer la plaza Brión de Chacaíto, en Caracas, para recoger las inquietudes de los transeúntes y enviarlas al debate. Boris Elneser, vocero de Jota, destacó la receptividad de los caraqueños: “En una hora y media recogimos más de 200 interrogantes”.

Las preguntas más recurrentes fueron cómo resolverán la inseguridad personal, cómo fortalecerán el valor del salario, cómo generarán más empleos y qué harán para garantizar el cupo universitario. Las interrogantes fueron anotadas en un formato y depositadas de manera anónima en dos buzones que llevaron por toda la plaza. “A mucha gente le da miedo decir su nombre, pero sí mostraron su interés en preguntar”, dijo Elneser.

Imagen y discurso. Desde 1998 los venezolanos no presenciaban un debate electoral. En febrero y marzo de ese año la televisión transmitió un cara a cara entre Claudio Fermín y Hugo Chávez y otro entre Fermín y Enrique Salas Römer.

Desde entonces el debate desapareció de la escena: en 2000 y 2006 el Presidente rehusó confrontar a Francisco Arias Cárdenas y a Manuel Rosales, respectivamente.

De allí la particularidad del acto de esta noche: no sólo permitirá a los electores evaluar la personalidad, ideas y desenvoltura de los precandidatos opositores, sino que también romperá con 13 años de monólogo ideológico, programático y político protagonizado por Hugo Chávez.

El especialista en análisis de opinión pública Iván Abreu recordó que si bien entre 1958 y 1998 se llevaron a cabo algunos debates, la estrategia no es común en el país.

“En 1963 debatieron Rafael Caldera y Arturo Uslar Pietri; en 1978 Luis Herrera retó sin éxito a Luis Piñerúa y en 1983 Caldera se midió con Jaime Lusinchi. Sin embargo, en Venezuela no tenemos una cultura de debate arraigada”, dijo.

¿Para qué sirve un debate? “Permite medir lo que transmite la persona en su discurso y en su imagen: si se muestra insegura, timorata, si no expresa bien sus ideas, si lo que dice no cuadra con las expectativas de la masa. Todo eso puede influir en la decisión de apoyarlo o no”, indicó Abreu, que es profesor jubilado de la UCV.

Ganar-ganar. El politólogo Humberto Njaim, ex director del Instituto de Estudios Políticos de la UCV, sostuvo que la experiencia de hoy es un reto para los cinco participantes porque todos buscan representar a la Unidad en las presidenciales de 2012 y se han comprometido a apoyar al que resulte vencedor en las primarias.

“No se tratará de buscar que uno gane sobre otro, sino que será un evento de ganar-ganar.

Sería perjudicial que trataran de atacarse. Tendrán que moverse con mucha habilidad para demostrar al país que todos tienen una visión constructiva, propositiva y un fin común”, destacó Njaim.

Ambos especialistas coincidieron en la necesidad de que la experiencia se repita en encuentros que aborden los temas más sensibles de la agenda pública.

Descartaron la posibilidad de que el Gobierno emita una transmisión en cadena nacional de radio y televisión mientras dure el debate. “Eso sería contraproducente, un bumerán, porque generaría fuertes críticas y aumentaría la expectativa de la gente para ver la actividad aunque sea en diferido”, dijo Njaim.

mmoralesp@el-nacional.com

El Nacional