Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Primarias: ¡a votar sin miedo!

El teniente coronel y sus lugartenientes se cayeron de una mata de coco. Pensaron que la Mesa de la Unidad Democrática moriría al nacer. Grave error. La MUD nació, creció y se fortaleció bajo la sobria conducción de Ramón Guillermo Aveledo, del equipo que lo ha acompañado, y de los dirigentes de los partidos y organizaciones agrupados en torno de esa plataforma.

En cambio, el teniente coronel no ha podido ni siquiera revivir ese esperpento llamado Polo Patriótico. La actitud hegemónica del PSUV no la ha aceptado ninguna de las agrupaciones que conformaron esa coalición en el pasado. El PCV no ha bajado la cerviz frente a la arrogancia del partido oficialista, que quiere arreglar todo a punta de real y gritos.

Luego del atropello al que sometieron a agrupaciones modestas como el PPT -apoyado por la Sala Electoral del TSJ-, el chavismo optó por dividir los pequeños partidos que antes integraban la alianza: el MAS, la Causa R y el propio PPT.

La MUD es un ejemplo de democracia y pluralidad. El fallido Polo Patriótico, de caudillismo y sectarismo. Este contraste los tiene locos.

Otra apuesta consistía en creer que las primarias naufragarían en un mar en el que los tiburones devorarían a las sardinas. Otra marfilada. En las Primarias están compitiendo candidatos de los partidos tradicionales que se han recuperado, de los partidos nuevos surgidos en los últimos trece años y aspirantes independientes representantes de corrientes de opinión y de pequeñas agrupaciones.

Nadie se ha agredido. Nadie se ha descalificado. Han podido convivir en medio de la evidente disparidad de criterios existente entre ellos. Le han dado una lección de democracia al chavismo. Incluso, comparadas con las primarias del Partido Republicano norteamericano, las nuestras han sido una clase de civilidad y tolerancia.

Las elecciones se realizarán el 12 de febrero sin traumas y en un ambiente signado por la coexistencia. La paz en las filas opositoras también los tiene locos.

Los errores de cálculo llevaron al comandante a recomponer la estrategia: descalificar el proceso, vaticinar su fracaso y aterrorizar, tres movimientos que hablan muy bien de la fibra autoritaria que lo anima.

La descalificación comenzó por señalar que a la cita de la oposición iría un grupito de escuálidos que seleccionaría a alguno de esos candidatos “majunches” que no servían ni para calzarle las alpargatas. Modesto, el hombre. El promedio mundial de participación en unos comicios primarios se sitúa en torno a 10%. Hace apenas pocas semanas el Partido Socialista francés realizó una consulta interna en la que participaron dos millones de votantes, bastante menos del 10% del padrón electoral del país galo.

En las consultas realizadas por los republicanos en Iowa y New Hamsphire ha concurrido cerca de ese promedio. Sin embargo, el Comandante dice que a las primarias de la oposición venezolana concurrirá “apenas” 20% del REP. O sea, a una participación que duplica el estándar planetario, Hugo Chávez la califica de fracaso. Paradójico, ¿verdad? Chasco el suyo que no ha podido ni siquiera reanimar la coalición entre compadres.

Junto al descrédito, el amedrentamiento. Desde atemorizar a los votantes diciendo que de la oposición ganar el 7 de octubre, eliminará las misiones que tanto benefician a los más humildes, hasta amenazar a quienes se atrevan a ir a sufragar el 12-F, la panoplia de intimidaciones es muy amplia.

No hay gente más aviesa que los cobardes con poder enfrentando la posibilidad de perderlo. Se valen de cualquier recurso para chantajear y satanizar. Lo que estamos viendo con motivo de las primarias es solo un anticipo de cómo se comportará el caudillo durante el período que va del 12-F al 7-O. A la oposición le espera el uso en su contra de toda la artillería pesada del régimen. Ya lo anunció Chávez, secundado por Diosdado y por Rangel Silva.

En el lapso que queda antes de la cita de febrero hay que redoblar esfuerzos para lograr que los votantes asistan en masa a las urnas electorales. Es indispensable insistir en la protección y las garantías del votante. Sería conveniente que -además de las actividades que realicen los candidatos- la MUD organice, conjuntamente con los partidos y candidatos, caravanas, visitas a los mercados populares, a las paradas de autobuses, al Metro, jornadas de volanteo por las ciudades y pueblos, y toda la amplia gama de tareas tradicionales que antaño servían para crear el clima electoral más propicio.

Hay que contrarrestar el terror que el chavismo trata de infundir. ¡A votar sin miedo!

@tmarquezc

12 Enero, 2012