Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Propiedad y libertad

La propiedad es uno de los derechos más preciados de los venezolanos y de cualquier ser humano que ame la libertad…

Los dos próximos años deben ser un reto ciudadano para la defensa de lo que es suyo

Por: Gerardo Fernández

Hoy está en juego ese derecho fundamental en nuestro país y su reivindicación y respeto debe ser una de las tareas más importantes que debemos emprender cada uno de nosotros los ciudadanos.

El régimen menosprecia dicha derecho enalteciendo de manera populista la propiedad social o colectiva, como la propiedad del pueblo. Dicha propiedad social no goza del atributo de la disposición por parte de quien posee el bien y la misma es administrada por el Gobierno; en consecuencia, la propiedad social, esa que llaman del pueblo, se convierte en la propiedad del Estado. Eso es comunismo a la cubana.

No sólo estoy hablando de la gran propiedad sobre las empresas e industrias del país, también me estoy refiriendo a la propiedad del ciudadano modesto y trabajador. Está en cuestionamiento el concepto mismo de propiedad y, en tal sentido, está en juego lo que es tuyo y te corresponde. No es un asunto de egoísmo, es un tema de justicia. Me estoy refiriendo a la defensa de la propiedad para enaltecer los valores del trabajo, la iniciativa de los particulares, el derecho a una vida digna y honrosa y a la superación personal, familiar y colectiva como deseo humano; en definitiva, me estoy refiriendo a la necesidad de defender la propiedad para mantener la libertad.

La propiedad está en juego cuando se viola la garantía expropiatoria. Se “expropia” como instrumento ideológico para controlar empresas y ciudadanos. Se “expropia” sin debido proceso y sin pago de justa indemnización. Se arrebata la propiedad para debilitar a la sociedad y hacer más rico al Gobierno.

Se arrebata la propiedad industrial para impedir la prosperidad de la libre empresa y de los trabajadores. Se arrebata la propiedad sobre la tierra, con la justificación de hacer viviendas; se arrebata la propiedad del comerciante y pequeño empresario, poniendo en juego la prestación de servicios vecinales y la producción de bienes. Se arrebata la propiedad del simple ciudadano atemorizándolo.

Los dos próximos años deben ser un reto ciudadano para la defensa de lo que es tuyo y te corresponde por tu trabajo y esfuerzo. Defender lo tuyo por las vías institucionales y alzando tu voz y haciéndote sentir, es defender la libertad y la democracia.

gfernandez@cjlegal.net

El Universal

Domingo 20 de febrero de 2011