Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Radicales en declive

El Universal 04/03/09

Sin la ayuda venezolana las crisis económicas podrían dar al traste con algunos albistas

Por: María Teresa Romero

Los gobiernos de la izquierda radical latinoamericana, los que integran el ALBA, han entrado en una fase de debilitamiento y declive pese a las victorias logradas en los comicios de 2008. Rafael Correa y Evo Morales lograron nuevas constituciones; también Evo Morales logró imponerse en el referendo revocatorio de su mandato; los partidos oficialistas de Nicaragua y Venezuela ganaron la mayoría de cargos en las regionales; y Hugo Chávez logró este año la aprobación de su propuesta de reelección indefinida. Sin embargo, se trata de victorias relativas. La única contundente fue la de Ecuador en que la nueva constitución se impuso con un claro 63,93% a favor. Si bien Evo fue ratificado en su cargo, obtuvo un fuerte rechazo sobre todo en los departamentos opositores, por lo cual Bolivia quedó más dividida que antes. Esa misma pauta de ganancia relativa sucedió en los comicios municipales de Nicaragua, en los regionales de Venezuela y en el más reciente referéndum venezolano donde el caudal de votos opositores creció en relación a elecciones anteriores. Es de prever un mayor descontento popular hacia los radicales de la región en la medida que estos no puedan responder a sus demandas, dada la crisis económica. Los venezolanos seremos los más afectados por la baja de los precios del petróleo; baja que ya ha mermado en cerca de la mitad los ingresos nacionales de este año. Esto afecta el proyecto bolivariano regional. Sin la ayuda venezolana, las crisis económicas y de gobernabilidad podrían dar al traste con algunos de los albistas. La situación abre la posibilidad de una relación más pragmática y moderada entre Estados Unidos y la izquierda radical. De hecho, esa relación ya empezó a darse entre Obama y los hermanos Castro. EEUU quiere profundizar y expandir esa línea. El problema está en cómo responderán los otros radicales que, por cierto, ya están nuevamente en campaña electoral y en ellas necesitan del antiimperialismo. Este año hay presidenciales en Ecuador y Bolivia y municipales en Venezuela, y Chávez ya está trabajando por su reelección presidencial. Tal vez por ello, después de una efímera moderación posreferendo, se ha vuelto en contra de Obama.

mteresa100@hotmail.com