Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
RAFAEL ALFONZO Se levanta contra lo que llama la “Ley Despojo”

EL NACIONAL – Domingo 17 de Mayo de 2009

Nación

El Foro del Domingo

«Yo no tengo dudas de que aquí todo va a ser confiscado»

Ver imagen de la Entrevista aqui

EL EMPRESARIO PIDE A LOS VENEZOLANOS que se lean la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU para que constaten que la propiedad privada es una garantía fundamental que no puede ser arrebatada por gobierno alguno

Por: GLORIA M. BASTIDAS

En la oficina de Rafael Alfonzo Hernández (Caracas, 1950) hay imágenes de caballos por doquier. “Eso lo llevo en la sangre”, dice el empresario. El presidente del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice, que celebra por estos días 25 años de fundado) es un apóstol del liberalismo. Hasta hace año y medio, se desempeñaba como presidente de la Corporación Alfonzo Rivas, uno de cuyos productos, la Maizina Americana, forma parte del patrimonio gastronómico del venezolano. Rafael Alfonzo es, en cierta forma, un animal político, en la medida en que la política y la economía van de la mano. Fue miembro, en representación de Fedecámaras, de la Mesa de Negociación y Acuerdos habilitada durante este gobierno.

Hoy, cuando el llamado proceso parece estar más cerca del libreto comunista que de la democracia liberal, este ingeniero químico, formado por los jesuitas en el Colegio San Ignacio de Loyola, toca la alarma.

¿Hasta dónde puede llegar el presidente Chávez en su plan de limitar la propiedad privada? ¿Vamos hacia un capitalismo de Estado o vamos, más bien, hacia un colectivismo? Lo que huele a piña, sabe a piña y tiene forma de piña es una piña. Debemos entender que lo que está estableciendo Chávez se llama comunismo.

Todas las leyes que ha dictado, desde hace diez años para acá, están dirigidas a la instauración del socialismo del siglo XXI, que no es otra cosa que el cerco al sector productivo, el cual busca eliminar a todos los componentes de la cadena: desde el más pequeño productor hasta al más grande. El colectivismo, entonces, se convierte en el modelo central. Se apela a la fórmula del hombre nuevo, que, por cierto, no tiene nada de original porque hasta Cipriano Castro la propuso.

Todo eso es una gran farsa: sabemos que somos diferentes desde que nacemos. Y el ADN es la prueba. Ahora, lo importante es que la brecha que existe entre unos y otros se reduzca. ¿Cómo? Con educación.

Pero no hablo de una educación ideologizada sino una que ponga el acento en el intelecto.

La ultra izquierda sigue repitiendo su discurso. Eso, por ejemplo, de ponerle adjetivos a las cosas es muy peligroso.

Cuando se pretende cambiar el término de propiedad por propiedad social, se pone un límite a ese derecho. La propiedad es la propiedad: sin adjetivos.

Este es un gobierno que a todo le pone un condicionamiento. Yo invito a los venezolanos a que se lean la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas [en 1948], donde está establecido claramente el principio de la propiedad. Como ciudadano, a ti nadie te puede confiscar tu propiedad. Así el 99% de la gente quisiera quitártela no te la pueden quitar porque ese es un derecho que te corresponde. No podemos permitir gazapos. Ningún interés particular de mayorías puede ir contra los derechos individuales de una minoría. Nadie puede instituir que sean cinco mil o diez mil hectáreas lo que define un latifundio. Si tú dispones de eso, porque te esforzaste y te lo ganaste, es tuyo. Y nadie te lo puede confiscar o expropiar.

Pero la Constitución prohíbe el latifundio… Eso es antidemocrático porque no se deberían poner trabas a los derechos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

¿Quién establece la definición de latifundio? El Gobierno es quien fija las 5 mil hectáreas. ¿Y porqué no seis mil o mil? Parece que aquí latifundio es toda finca que provoque envidia.

Si está bien bonita, cae en la definición de latifundio. Todo es muy arbitrario. El conflicto es un ingrediente fundamental del proyecto de izquierda, castro comunista, marxista leninista o como se le llame. Y son cuatro “c” las que definen el comunismo: cerco, colectivismo, centralismo y conflicto.

Hay quienes están esperando una suerte de decreto que diga: `señores, se decreta el comunismo en Venezuela’. No, ya el comunismo está metido en las leyes, que, de paso, son inconstitucionales. Hay un pavor espeluznante en la sociedad. Es triste que muchos de los grandes cacaos, los que tienen más que perder, no entiendan que no se puede hipotecar la libertad. El miedo y el bolsillo favorecen el éxito de cualquier régimen totalitario. Este proyecto está basado en el despojo de todo lo que tú tengas.

¿Por qué el ciudadano de a pie tendría que rebelarse si ese despojo afecta es a la burguesía? El 83% de los venezolanos cree en la propiedad y la respeta como principio. En Cedice tenemos un proyecto bandera que se llama `Por un país de propietarios’. Estamos montando comités de defensa de la propiedad en todo el país.

Hemos preparado manuales para los condominios, para las amas de casa, para todo el mundo. Hay muchos que desconocen, por ejemplo, que el título de propiedad de la tierra es vital: equivale a una partida de nacimiento de un hijo.

Nosotros a quien más estamos defendiendo es a quien no tiene propiedad. ¿Cuántas personas que viven en un barrio tienen la titularidad de la tierra donde están asentadas sus casas? Hay que dotar al país de propiedad. Pero no se trata de dar derechos de uso ni cartas agrarias. Es decirle a la gente: `Este pedazo de tierra es tuyo’.

La propiedad es lo que da el capital inicial para que la gente pueda desarrollarse. La propiedad es la base de la prosperidad de los pueblos. Y ese derecho no te lo pueden arrebatar.

¿Qué pueden hacer los venezolanos para defender sus derechos si el Gobierno tiene los tanques y el respaldo de una parte del pueblo? El poder reside en el soberano, siempre y cuando el soberano quiera ejercer sus derechos. Cuando se imponen esquemas dictatoriales tenemos la obligación constitucional de defendernos. La sociedad civil tiene que organizarse. Tenemos que reactivar las asambleas de ciudadanos.

Si hay que marchar mil veces más, pues se marchará mil veces más. Aquí no se puede estar cansado. Es un problema de salvar la Patria. Ya no hay tiempo. O abrimos los ojos o vamos al caos. Ya basta de comodidad. Me pongo un iphone y me voy a la playa. No prendo la radio ni la televisión porque estoy harto de que me digan cosas malas. Hay que medir a Chávez por lo que hace y no por lo que dice. Las exposiciones de motivos de todas las leyes aprobadas dejan claro que lo que habrá será propiedad comunitaria, que el Estado será el dueño de todo. Y tendrás que arrodillarte para que te den concesiones. Sólo hay que ver el proyecto de Ley de Propiedad Social, que yo llamo Ley Despojo.

Fidel Castro llegó a estatizar 400 empresas en un día.

Chávez ha procedido por goteo, pero ahora parece que quisiera pisar el acelerador.

¿Habrá algunos sectores que estarán a salvo ? Yo no tengo dudas de que aquí todo va a ser confiscado.

Tú dices que ha sido goteado, pero se agarró todas las cementeras, toda la producción de cabillas, toda la producción de arena, de bloque; todos los negocios conexos de la industria petrolera. El gran problema con este capitalismo de estado exacerbado es que no es sostenible. Estás adquiriendo empresas que no vas a poder mantener. ¿Dónde está la inversión que se requiere para el mantenimiento de la producción petrolera? Se han usado los recursos para repartirlos por el mundo y ahora están desesperados porque el precio del petróleo bajó. Chávez viene avanzando con pie de plomo.

Obviamente, necesita cierto tiempo para hacerlo con un tamiz democrático. Chávez tiene una careta. Quiere aparentar ante el mundo que las medidas que está tomando están inscritas en un marco democrático.

Por eso ellos hablan de expropiación y no de confiscación.

Pero lo que ha habido son confiscaciones. El socialismo es la sustitución del individuo por el Estado.