Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Reclamos laborales deben ir a tribunales

El cálculo económico depende de texto final que redacte el Parlamento, señalaron los abogados Luis Alfredo Araque y Fernando Barrientos

Ana Díaz

Los tribunales procesales del trabajo son los indicados para resolver los reclamos laborales, en lugar de las inspectorías del Ministerio del Trabajo, opinaron ayer expertos en el foro sobre la Reforma a la Ley Orgánica del Trabajo celebrado en la Cámara de Comercio de Caracas.

Ramón Aguilar, abogado laboral procesalista y profesor de la Universidad Central de Venezuela, señaló como un error que la reforma de la Ley del Trabajo dé competencia a las inspectorías del trabajo para emitir decisiones porque se politiza el proceso. Destacó que los tribunales laborales tienen más personal, lo que permite solucionar los casos de manera más rápida.

Aguilar considera inconveniente el período de prescripción (10 años) para las prestaciones sociales, porque las empresas tendrán que guardar las nóminas durante 10 años para usarlas como soporte cuando haya un reclamo.

El abogado de la Confederación de Trabajadores de Venezuela Fernando Barrientos ve lógico que la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional posponga discutir la nueva ley. Cree que una reforma integral requiere el consenso de todos los sectores.

El representante de la CTV propone reformas a algunos artículos como liberar el tope de la indemnización por antigüedad (150 días), la creación de los fondos de prestaciones sociales de antigüedad y el pago de los pasivos laborales del Estado con Vebonos.

Otro cambio puntual es que los procedimientos administrativos (reenganches) pasen de las inspectorías a los tribunales del trabajo.

Barrientos y Luis Alfredo Araque, presidente de la subcomisión laboral de Fedecámaras, anotaron que no se puede calcular el impacto de la reforma sobre los costos de las empresas hasta que el Parlamento dé a conocer el texto definitivo.

Araque refirió que la total eliminación de los outsourcing en la reforma de Ley del Trabajo implicaría más desempleo, al concluir el foro organizado por el Centro de Divulgación de Conocimiento Económico para la Libertad.

Publicado en El Nacional el 31 de Octubre de 2009