Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Reevaluación Postrera de los 40 años. Emeterio Gómez

A fin de empezar a reconstruir un marco adecuado para el análisis de la Siembra del Petróleo desde la perspectiva actual –es decir, ante la situación inaudita que estamos viviendo con Maduro– tal vez quepa echar una última mirada retrospectiva a los 40 años de la Democracia Puntofijista. Aunque sólo sea para repasar algunos procesos básicos que –tal vez, quien sabe– pudieron habernos ahorrado este Desastre; aunque sólo sea para tratar de determinar qué posibilidades tuvimos de habernos ahorrado a Chávez y, sobre todo, a Maduro.

Hagamos eso, asumamos como criterio para dicha Reevaluación, precisamente ese: ¿Qué chances tuvimos de haber construido una Sociedad Capitalista Postmoderna, o sea, Post Estado del Bienestar; o lo que es lo mismo, qué errores cometimos que nos impidieron ese logro.

En los años 60 cabe destacar un inmenso acierto y un descomunal error. El primero, la derrota contundente de la Guerrilla Castrocomunista. Contra Fidel y el Che Guevara, convertidos en ese momento en héroes universales de la Utopía y de la Infantilidad del “Hombre Nuevo”, Betancourt derrota de manera aplastante al Marxismo. Lamentablemente, lo que en el plano político militar fue un éxito formidable, en el terreno económico fue un fracaso igualmente impactante: nos embarcamos en un Proteccionismo indiscriminado e insensato, el famoso Modelo de Sustitución de Importaciones, que nos castró “hasta el sol de hoy”. Un error inmenso que, en la década siguiente, se conectó con la explosión de los precios del petróleo, que entre 1973 y 1979 subieron escandalosamente, pasando de 2 a 39 dólares el barril. Reforzando así, obviamente, nuestra profunda Dependencia Petrolera.

Pero en esas dos décadas (60s y 70s), la situación en cuanto a errores y deficiencias, no llegó a ser dramática. Porque se trataba “sólo” de errores, como el Proteccionismo. Porque en esos 20 años no se planteó la necesidad de asumir un nuevo Modelo de Sociedad. Tanto en el Mundo como en Venezuela, la Socialdemocracia, el Socialcristianismo, Keynes y el Estado del Bienestar, cubrían todas las expectativas. A principios de los 80, en cambio, con la Thatcher en Inglaterra, Felipe González en España y Pinochet en Chile, el Neoliberalismo pasó a dominar la escena ideológica mundial. Se trataba de sustituir a la Socialdemocracia, por un relanzamiento del Capitalismo y del Mercado. Y allí, en esos inicios de los 80, Venezuela se quedó en el camino. Era muy difícil para nosotros, con una economía tan estatizada y con un Estado tan poderoso, desarrollar ninguna variante de dicha Economía de Mercado. En 1983 todo estalla, se inicia la devaluación de la moneda que hasta hoy se mantiene. Con un pequeño esfuerzo de CAP y su equipo en 1989, que ya no estaba planteado en términos de Sembrar el Petróleo, sino de construir una Economía Capitalista ¡¡que es el verdadero problema!!… Pero que fue –dicho esfuerzo– lamentablemente deglutido por la corrupción.

EMETERIO GÓMEZ “EtiCONOMÍA” ― TAL CUAL

gomezemeterio@gmail.com