Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Reformas estructurales: a quiénes benefician. Luis Pazos

Un término que está en boca de muchos políticos y analistas es el de Reformas Estructurales, pero pocos saben en qué consisten y a quiénes benefician y perjudican si se aprueban en la dirección adecuada.

Cuando reformamos estructuralmente una casa, quiere decir que no tan solo la pintamos de diferente color, sino que apuntalamos cimientos y reforzamos columnas ante un desgaste que la pone en riesgo de un derrumbe.

Las reformas estructurales en materia fiscal, laboral y energética implican cambios de fondo que deben realizarse en tal forma que se traduzcan en más empleo y crecimiento. Reformas a medias no ayudan al empleo y al crecimiento y como no van a funcionar, evitarán por años que se realicen las que si funcionan. Si eso pasa, México estará condenado por más años a continuar con legislaciones en materia laboral fiscal y energética, que nos impidan competir con otros países, que si las han ejecutado correctamente, por una mayor inversión, precursora del empleo y el crecimiento.

Ante la importancia de que esas reformas se realicen correctamente, sintetizo en el libro Reformas estructurales los cambios que implican y los beneficios alcanzados en países donde las han aplicado, como la Laboral en Alemania; la energética en Brasil y la fiscal en Chile.

El libro Reformas Estructurales ayuda a que nuestros legisladores, funcionarios, políticos y ciudadanos, preocupados por el desempleo y el bajo crecimiento, tengan claro en qué deben consistir esas reformas para alcanzar los niveles de competitividad legislativa que nos permita competir por la atracción de inversiones, tanto nacionales como extranjeras, que nos ayuden a incrementar la inversión a niveles suficientes para reducir estructuralmente el desempleo y la pobreza que todavía sufren millones de mexicanos.

El libro Reformas Estructurales no es de derecha o de izquierda, está basado en las experiencias de varios países que las aplicaron con éxito, como es el caso de China, y en los que han fracaso por no aplicarlas, como algunos latinoamericanos y europeos. El libro fundamenta sus afirmaciones en cifras duras, mediante las cuales podemos derivar la urgente necesidad de esas reformas e identificar a los grupos organizados que por intereses económicos, de control político o atavismos ideológicos, quieren que todo siga igual y obstaculizan las reformas en el sentido correcto.