Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Restitución de la propiedad privada. Oscar García Mendoza

Cuando en un tiempo, que espero no sea muy lejano, las aguas regresen a su cauce y se restaure la racionalidad, un nuevo gobierno tendrá que tomar innumerables e importantes decisiones que afectarán a toda la población. Entre ellas, de una importancia enorme, está la restitución de la propiedad privada.

Tres vertientes de esa restitución.

1.- La devolución a sus legítimos propietarios de todas las fincas, negocios, propiedades, etc., que les han sido arrebatadas, confiscadas por  el régimen castrochavista. Una de las razones más importantes de este desastre debe ser corregida.

2.- El control de la liquidez monetaria. La inflación es un flagelo que afecta a toda la población, principalmente a los de menores recursos. Es de conocimiento general que la principal causa es el exceso de liquidez monetaria. Esa liquidez es generada por el gasto excesivo del Estado, facilitado por el Banco Central. Controlar la liquidez pasa por no permitir la impresión de moneda sin respaldo. Varios países han tenido ejemplos de control inflacionario, cuando han pegado sus monedas a monedas fuertes, como lo es el dólar. Así se impide al gobierno manipular la liquidez.

3.- Privatización de las empresas del Estado. Son necesarias por múltiples razones. Uno, para poder pagar la inmensa deuda social que nos deja el castrochavismo. Deben pagarse múltiples subsidios a los más necesitados en salud, alimentación, educación, vivienda, etc. Dos, para hacer eficientes las grandes empresas del Estado, como Pdvsa. Esta empresa en manos privada sería rentable y podría pagar impuestos reales al Estado.

Se debe convertir a Venezuela en un país capitalista con una economía de mercado, en la cual los precios se formen por medio de la oferta y la demanda y no por el capricho de algún funcionario.

Solo los países capitalistas tienen poblaciones ricas que satisfacen sus necesidades. El socialismo, en cualquiera de sus manifestaciones, ha comprobado hasta la saciedad, que solo logra crear pobreza.

Sin propiedad privada no hay libertad.

OSCAR GARCÍA MENDOZA | EL UNIVERSAL
ogarciamendoza@gmail.com
@ogarciamendoza