Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Se profundiza en Venezuela la represión de la economía

23/01/2012 01:00:00 a.m.

El Índice demuestra que La libertad económica en Venezuela ha sido severamente obstaculizada por la intervención del estado en todas las actividades.

Por: Juan B. Salas

En la medida en que la actual administración, ha venido avanzando en su arremetida contra la economía privada nacional, Venezuela ha seguido descendiendo aceleradamente en el Índice que elabora la Heritage Foundation y el Wall Street Journal, tal como lo refleja el puntaje general de edición correspondiente al 2012, que se ubica en 38,1 ocupando el lugar 174 entre 179, siendo superada solo Cuba en la región está por debajo en el puesto 177, posición que ubica al país como una economía “reprimida”.

Por supuesto que este es otro de los tantos récord negativos que mantiene el país, entre los que destaca una inflación de 26,7%, la mas alta de América Latina y una de las más elevadas del mundo; es una de las naciones más inseguras, donde en un solo año se han registrado más de 19.000 muertes violentas y más de 180.000 en los 13 años de Gobierno; una informalidad laboral de alrededor del 50%, una de las economías de más alto riesgo país, lo que encarece el financiamiento, a lo que ahora se suma la decisión oficial de ponerse al margen del el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Esta última medida, tan grave o más que la salida de la Comunidad Andina de Naciones y el cierre del consulado de Venezuela en Miami, una de las zonas de mayor intercambio comercial, ponen de manifiesto que el Gobierno cada día se aísla y sigue enviando señales negativas a los agentes económicos internacionales, que en estos momentos no están dispuestos a correr ningún riesgo colocando sus recursos en el país.

De allí que el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice Libertad), como todos los años, diera a conocer la versión 2012 correspondiente a la edición No. 18 del Índice de Libertad Económica, ranking anual mide la estrecha relación de los países que logran prosperidad de acuerdo a su libertad económica tomando en cuenta datos que abarcan desde julio 2010 hasta junio 2011.

El Índice demuestra que La libertad económica en Venezuela ha sido severamente obstaculizada por la intervención del estado en todas las actividades. La economía está cada vez mas estancada. El sector público es demasiado abultado e ineficiente, la economía informal se ha incrementado, el irrespeto permanente y la poca protección a los derechos de propiedad, la libertad monetaria esta casi desparecida y hay controles de precios en casi todos los bienes y servicios. La corrupción rampante y un sistema judicial inoperante, lo que demuestra como el Estado de Derecho ha sido severamente minado.

Según el Índice 2012, cada una de las regiones del mundo tiene al menos un país clasificado entre las 20 economías más libres.

A pesar de los diferentes grados de libertad económica de las regiones, la relación entre la libertad económica y la prosperidad se mantiene constante dentro de cada región: Los ingresos per cápita son mucho más altos en los países que son económicamente libres.

La crisis económica y financiera reciente ilustra vívidamente la interdependencia de las economías. Las malas políticas que perjudican la libertad económica y retrasan el desempeño económico de un país pueden tener efectos profundamente negativos en otros países. Del mismo modo, las buenas políticas de un país (por ejemplo, la apertura a los flujos de comercio o inversión) pueden tener efectos positivos en otros países.

Como se ha mostrado en el Índice durante los últimos 18 años, la libertad económica es el eslabón indispensable entre el potencial económico y los resultados de prosperidad. Ningún otro sistema se le asemeja en cuanto al fomento de un crecimiento económico general, independientemente de la historia, los recursos o el nivel de desarrollo de un país.

Gobierno y agricultura

El gobierno, luego de reconocer públicamente, a través del ministro del ramo, que durante el año que acaba de concluir, el sector agrícola tuvo un crecimiento de apenas 1%, lo que coincide con las cifras demoledoras presentadas por Fedeagro durante el mes de diciembre, no le ha quedado más remedio que llamar a los organismos gremiales de la producción primaria, con la finalidad de revisar las políticas que hasta el momento han venido aplicando, y que han constituido un estruendoso fracaso.

En estos momentos, el gobierno considera como prioritaria la revisión del sector de la producción de alimentos, invitando a los principales actores a discutir los problemas sectoriales, así como la revisión de las políticas para adecuarlas, con el objetivo de fortalecer la agricultura nacional para tratar de alcanzar la tan prometida soberanía agroalimentaria, la cual se ha sustentado hasta el momento en las importaciones.

Aun cuando un poco tarde, hoy el alto gobierno intenta dar carácter estratégico a la agricultura, ante el fracaso de planes banderas como el del café y de otros rubros, para lo cual está dispuesto a revisar, previo a las cosechas, las estructuras de precios y costos, dotación de insumos agrícolas, democratizar los crédito y la innovación tecnológica.

La dirigencia gremial, cansada de tantas promesas incumplidas, confía en que en que no estemos nuevamente en presencia de anuncios efectistas, producto de la campaña electoral en la cual el alto gobierno está inmerso.

El Impulso