Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Se puede emprender? Carlos H. Blohm

La vida diaria de aquel que tenga un establecimiento propio está llena de riesgos.

Los emprendedores venezolanos están encadenados. No pueden generar prosperidad ni empleo. Los emprendimientos que se logran fundar son la mayoría informales. No llegan a ser competitivos ni campeones internacionales. ¿Hay países comparables que lo hagan mejor?

Nos faltan ejemplos de emprendedores como en los países vecinos, donde se han creado grupos líderes exportadores. Ver por ejemplo en Perú (http://www.topytop.com.pe) y (http://www.ajegroup.com). Venezuela era líder en café, cacao, petróleo, etc., todos desarrollados a través de emprendimientos privados. Estos sectores y muchos más están venidos a menos por controles excesivos o por estar en manos estatales. Estamos en crisis. ¿Podremos mejorar?

En el Monitor de Emprendimiento Global (gemconsortium.org) de la Universidad de Babson estuvimos en los primeros lugares en porcentaje de emprendedores en la población total hace 10 años. Tristemente se ha venido abajo la aspiración de tener un negocio propio, así como la tenencia de negocios propios en comparación a Ecuador, Colombia, Perú y Chile. ¿Cómo se manifiesta a diario el encadenamiento?

La vida diaria de aquel que tenga un establecimiento propio está llena de riesgos que no existen en otros países. Es muy inseguro tener cualquier propiedad. No hay libertad de comprar divisas para importar. Hay exceso de controles en precios y cambio que obstaculizan la acción del empresario. Hay distorsiones cambiarias sin igual. Los proveedores de pequeñas empresas tienen la cadena de suministros convulsionada por estas causas. Inflación, ausentismo, sobrecostos y el desabastecimiento suben sin cesar. ¿Cómo ven esto los jóvenes?

Ser emprendedor es la esencia de la actividad creativa moderna. El progreso técnico y la innovación vienen siempre de iniciativas privadas. Para los jóvenes que ven cómo la inflación galopante evapora sus sueldos, el montar un negocio podría ser una opción, pero lo ven cuesta arriba. Protestan pacíficamente porque quieren mayor libertad. ¿Nos inspiraremos para conseguirla y así poder prosperar todos?

CARLOS H. BLOHM | EL UNIVERSAL
@carlosblohm