Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Se puede vivir sin violencia? Anton Barreneche

Este Armando Ribas es oro. El noble metal lo define cabalmente. Los condicionamientos éticos de la libertad, analiza con cortesía hacia el lector los hitos mas importantes que ha conseguido la humanidad en su lento avance de civilización. Explica fácil lo difícil. Imperdible lectura para entender la civilización. Comienza con China y el confusionismo, luego Grecia, Aristóteles y todo lo que se ha considerado Occidente (aunque al autor esa palabra no le convence), comparando las ideas que guían a India y al Islamismo.

En otra sección de “LOS CONDICIONAMIENTOS ETICOS DE LA LIBERTAD” se analizan los vínculos entre Cristianismo y Liberalismo, analizando varias encíclicas, desde las más irrespetuosas con la propiedad privada hasta las que están en sintonía con el The Rule of Law. El autor del libro, que ha tenido una formación cristiana en su Cuba natal ve muy claramente como desde la cristiandad siempre ha separado las aguas entre lo espiritual y lo material: Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Con esta ida clara resulta revelador analizar las diferentes encíclicas que no siempre separan estos conceptos.

Lo interesante de “LOS CONDICIONAMIENTOS ETICOS DE LA LIBERTAD” es que entra y sale de otras obras literarias como pez en el agua. Así se analiza a Popper y la sociedad abierta como contrapunto a Kant y Hegel. Algunas obras de Shakespeare tambien se analizan siguiendo la línea de Harold Bloom en La invención de lo humano. Orden espóntaneo y abstracciónes superiores que bajan en forma de derechos concedidos por esta moderna deidad franco germánica.

Imperdible análisis de Ribas para comprender como nació el concepto de libertades individuales ya esbozado por John Locke, David Hume y Adam Smith, lo que se conoce comúnmente como escuela escocesa, o lo que luego llamaríamos filosofía anglo-americana, un poco toscamente. Lo mas importante de este capitulo es descubrir, que la civilización tal como la conocemos ahora, como fuente del respeto a la vida, a la propiedad privada, a la búsqueda de la felicidad nació de esta época gloriosa de Inglaterra. Analizada la historia de Gran Bretaña y su gloriosa revolución sin muertos.

Otro capitulo atrapante es el que dedica el autor a la magia latinoamericana. Magia plasmada en sus libros, en sus utopías, en su forma mágica y hechicera de ver la historia, en su forma de atribuirle sus desgracias a algún país extranjero. En este contexto se analiza Del buen salvaje al buen revolucionario, libro que ha inspirado a mas de un líder caribeño. Ariel, Calibán, Prospero utopías que fueron realidades luego.

“LOS CONDICIONAMIENTOS ETICOS DE LA LIBERTAD” es un libro muy fácil de leer, parece mas una charla con Armando que un libro que espera a ser leído. De esta charla casi coloquial surge la inspiración a no claudicar. Tenemos un pasado que nos avala como a nadie en Sudamérica. Fuimos los primeros en tener una Constitución nacional que respalda los derechos individuales (la de 1853). Como dice Ribas, Argentina fue el primer país hispano parlante en probar que la filosofía anglo sajona funciona aunque no se hable inglés. Esa filosofía anglo sajona está plasmada en la Constitución Nacional de 1853. Esa filosofía permitió ser ciudadanos de una República, vivir en armonía, sin violencia, en concordia, formando como consecuencia de la vigencia de derechos individuales absolutos lo que se conoció en el mundo como “El Granero del Mundo.

El colonialismo como visión marxista de la historia recibe un análisis novedoso en el sentido que no es lo que se ha escuchado en los últimos decenios. Especial atención merece al autor la historia y el respeto por los Estados Unidos, donde plantea que el país no es un imperio ni nunca lo quiso ser y lo demuestra en su historia, salvando reiteradamente a Europa del Nazismo y de su propia filosofía franco-germánica.

Finalmente, algún análisis para la historia argentina, resaltando la figura del gran intelectual que alguna vez supo implantar la filosofía anglo-americana en estas tierras: Juan Bautista Alberdi y su consecuencia: el posicionamiento de la Republica Argentina entre las primeras potencias mundiales luego de la Constitución Nacional de 1853. Y algunas décadas después de Alberdi el derrumbe.

El derrumbe argentino analizado fríamente desde sus causantes: la demagogia, el terrorismo, la expropiación, el código civil, los Ministerios totalitarios, la pérdida de derechos individuales absolutos, etc. Dolor que persiste hasta hoy, pues supimos estar en las altas cumbres.

Armando Ribas, un cubano que vino a Argentina siguiendo el amor ( como el principito de Saint Exûpery que aterrizó en Concordia ) y se quedó una vida, atrapado voluntariamente al cariño a su nuevo país que supo ser grande y hoy se entrega encadenado a la mas vil esclavitud. Sin embargo, Armando no se entrega. Este libro es una prueba de ello.

ANTON BARRENECHE.