Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Se veía venir… Gerver Torres

Venezuela es el país con la percepción de inseguridad más alta en el mundo.

Las manifestaciones y protestas que se han estado produciendo durante las últimas semanas por toda Venezuela son la expresión de un profundo y creciente malestar que se podía captar ya desde hace algún tiempo. 

Como parte de una encuesta sobre el bienestar de la población mundial, la empresa Gallup realizó la correspondiente a Venezuela en Octubre de 2013. Los resultados allí obtenidos son sumamente reveladores cuando se le ponen en el contexto de los que han sido conseguidos para todo el período desde que comenzó a realizarse esta medición en el 2006. Así, por ejemplo, el porcentaje de los que consideraba que la economía estaba empeorando alcanzó un 62% en el 2013, la cifra más alta para el periodo evaluado. Igualmente tocó un mínimo (35%) el de aquellos que consideraban su standard de vida mejorando.

Particularmente impresionante es el tema de la seguridad. Venezuela es el país con la percepción de inseguridad más alta en el mundo. Sólo 19% -y eso es un promedio nacional- dijo sentirse seguro al caminar por las noches, a solas, en su ciudad o área de residencia.

Desconfianza

Consistentes con esos resultados, la aprobación del desempeño del Presidente de la República llegó a un mínimo de 34%, mientras que la desconfianza en instituciones claves saltó a niveles no registrados antes en estas mediciones: desconfianza en el sistema judicial (61%); en la honestidad de las elecciones (55%), en los militares (62%).

La percepción de la corrupción en el gobierno se hizo absolutamente predominante, con 3 de cada 4 venezolanos opinando que ésta se encuentra ampliamente extendida en el sector público. Tal vez por todas razones, un porcentaje muy reducido de solo 9% consideró la situación del país muy estable, mientras que 53% la consideraba nada estable. La gente sentía y sabía lo que se aproximaba. 

GERVER TORRES ― EL UNIVERSAL
gerver@liderazgoyvision.org