Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Seremos libres? Carlos H. Blohm

Nuestros emprendedores están encadenados por exceso de Estado.

La historia de Venezuela pareciera que se paró el primer día de 1976. La industria privada más importante, la petrolera, pasó a manos del Estado. Celebramos con orgullo nuestro nacionalismo. Desde esa fecha las cosas no han sino empeorado para nuestro petróleo y para todos los venezolanos. Muchos sólo esperamos que el Estado nos resuelva todo, dejando que se hipertrofie. ¿Qué nos pasó y por qué?

Con la caída del Muro de Berlín, se pensó que era el fin de la historia mundial (F. Fukuyama) porque nadie más trataría de ser socialista del punto de vista marxista, al ser una ideología inoperante. Venezuela sí probó abrirse al mundo y modernizarse ese año pero poco después se asustó yendo en contra de la tendencia general: caímos de nuevo en buscar cada vez más Estado. ¿Superaremos alguna vez esa tendencia?

Nuestros emprendedores están encadenados por exceso de Estado, no se les deja generar empleo ni prosperidad. De acuerdo al Indice de Libertad Económica (libertad.org) Venezuela, Zimbabue, Cuba y Corea del Norte son los 4 países con menos libertad económica. Para rematar, tuvimos la peor caída del índice en 20 años de todos los países y somos los peores del hemisferio. ¿Cuáles son los obstáculos a esa libertad?

El índice mide varios factores y en casi todos tenemos fallas: la mayor inflación mundial por excesiva emisión de moneda del banco central; desinversión por falta de Estado de Derecho; escasez por interferencia excesiva en precios, intereses y relaciones laborales; corrupción sin igual por controles de cambio; decenas de permisos para importar, exportar o abrir un negocio. ¿Tiene todo esto relación con la libertad en general? 

La libertad económica tiende a ser el trampolín de la libertad política, como en Corea del Sur o Chile. Los índices de gobernanza democrática (The Economist)y libertad política (Freedom House) son mayores para países libres económicamente. Los estudiantes, sus familias y venezolanos de todas las ideologías, ven que no tenemos futuro así. ¿Cuándo tendremos la valentía de buscar más libertad?

CARLOS H. BLOHM | EL UNIVERSAL
@carlosblohm