Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Simón Alberto Consalvi, el gran demócrata. Ma Teresa Romero

Su vida fue una continua lucha en contra de las dictaduras, de la gomecista a la chavista

Por María Teresa Romero

Hace varios años el pintor Alirio Palacios me dijo de Simón Alberto Consalvi: “es un hombre del renacimiento, de aquellos en que se mezcla en forma grande y equilibrada lo político y lo cultural. Es un intelectual integral, una suerte de especie en extinción en nuestro país”. Cierto, SAC fue un uno de nuestros más notables intelectuales del siglo XX y principios del XXI; ejerció como pocos los oficios de periodista, historiador, escritor, promotor cultural, político, diplomático, y hombre de Estado.

Se hace difícil precisar cuál de todos fue su verdadero perfil, ya que como buen humanista tuvo curiosidad por todo el abanico de vocaciones y disciplinas. No obstante, sospecho, como el mismo SAC sospechaba de Ramón J. Velásquez, que fue la Política (con P mayúscula) su perfil real y su gran pasión, siendo la historia, la literatura, el periodismo, importantes instrumentos para develar sus enigmas. En esta apreciación coincide el propio Dr. Velásquez, quien también me dijo en una oportunidad: “Consalvi es un luchador político infatigable, un batallador democrático por la democracia de su país. Él ha creído como pocos en nuestra nación y aunque es un gran crítico de sus defectos, siempre ha apostado a ella”.

Sí, su verdadera pasión fue la Venezuela democrática.

Además de su amistad, tuve el privilegio de que me abriera su impresionante archivo personal, todo un tesoro por descubrir, y que me permitiera biografiar su trayectoria vital de casi 85 años, la cual es un recorrido por la historia contemporánea venezolana. Su vida fue una continua lucha en contra de las dictaduras, de la gomecista a la chavista. A la par, una permanente construcción, en pensamiento y acción, de la democracia representativa. Ejerció funciones públicas en bienestar del desarrollo institucional del país y de la proyección de éste hacia la comunidad internacional.

¿Cuál ha sido tu mayor decisión?, le pregunté un día. “Combatir dictaduras” fue su única e inmediata respuesta. Adiós, Simón, aunque siempre estarás presente.

Matero1955@hotmail.com