Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Sufrir el desamparo es el día a día del caraqueño

sábado 5 de noviembre de 2011 12:00 AM

Graffitis en cualquier pared, aceras que parecen diseñadas especialmente para una carrera de obstáculos… ¿y a quién le puede reclamar el agredido peatón?

Por: Javier Brassesco

¿En dónde se pueden denunciar los retrasos y destrozos del Buscaracas? ¿A quién le reclama un peatón que hay una moto estacionada en la acera? ¿Dónde se queja usted si apareció un graffiti en la fachada de su casa, o si una alcaldía asfaltó pero dejó una montaña de escombros en plena calle? ¿Y si se retrasa el servicio de aseo urbano a quién se le comunica?

El desamparo signa al caraqueño en todos los ámbitos de su vida pública, pues en la práctica apenas existen instancias que velen por él, que respondan ante sus urgencias y quejas cotidianas, que garanticen que los servicios públicos se cumplan de manera efectiva.

Para el sociólogo Trino Márquez, profesor del doctorado de ciencias sociales en la UCV y director académico del Cedice, un ejemplo que ilustra cómo los ciudadanos ya no creen en las insti