Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Temen que Ley Antimonopolio propicie más expropiaciones. El Universal

Conindustria y Cedice critican el proyecto legal que se discutirá en la AN.

Conindustria asegura que en los últimos años es el Estado quien ha “abusado de su posición de dominio” en varias áreas económicas.

imageRotate

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) considera que el proyecto de Ley Antimonopolios pretende allanar la vía de las expropiaciones.

“Se convertirá en un elemento más del cerco que se ha tendido en torno a la empresa nacional, pues su articulado solo aporta más argumentos al Estado para seguir expropiando unidades productivas”, expresó el gremio en una nota de prensa a propósito del texto que espera por su discusión en plenaria de la Asamblea Nacional.

En el texto se explica que los artículos 5 y 41 del proyecto legal otorgan prioridad a la producción, distribución, comercialización de bienes y servicios de primera necesidad y que estos, junto con los “medios de producción de importancia estratégica”, se declaran de interés público e interés social.

“El Ejecutivo podrá expropiar los bienes económicos de quienes incurran en las prácticas prohibidas, así como la ocupación temporal e incautación mientras dure el proceso expropiatorio (…) De esta manera, se facilitan aun más las acciones de expropiación que ha venido ejecutando el Gobierno en contra de las empresas productivas del país”.

Conindustria también señaló que la propuesta legal está más apegada a los criterios del Primer Plan Socialista que al modelo económico contemplado en la Constitución.

“El Gobierno quiere aprobar una nueva legislación en esa materia para incorporar el elemento ideológico del Plan Socialista. Esto queda evidenciado en la exposición de motivos, donde se utilizan términos como capital transnacional, centros imperialistas e imperialismo estadounidense”.

El gremio también criticó que además de penalizar a la empresa privada, la norma excluiría a las compañías estatales. “Es de destacar que el proyecto de ley en discusión excluye expresamente a las empresas del Estado, cuando es éste precisamente quien ha abusado de su posición de dominio en diferentes áreas de la economía”.

Desde el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice) también salieron algunas críticas.

Sostienen que en las normas de regulación económica y de competencia los monopolios no han constituido un objetivo de prohibición. El objeto de prohibición es cuando se abusa de dicha posición de dominio.

“Lo anterior se debe a que el modelo de competencia perfecta resulta absolutamente teórico y referencial”, comenta el economista Rafael González, investigador del observatorio económico-legislativo de esa institución.

Especificó que cuando se habla del abuso de la posición de monopolio es cuando se excluye, discrimina, cierra o bloquea el mercado con efecto restrictivo a la competencia.

Asimismo, en Cedice consideran que si se mantiene el proyecto legal, tal y como fue presentado, y este sustituye la Ley para Promover y Proteger el Ejercicio de la Libre Competencia, Venezuela se estaría quedando “sin política y regulación de competencia o antimonopolio (en términos del derecho europeo continental o del common law)”.

Consumidores perjudicados

En Cedice también advierten que la eliminación del término “competencia” y su sustitución por “la efectiva inserción y participación de todos los agentes económicos” se está produciendo una violación del interés público, así como la naturaleza de la regulación de competencia. “El objetivo debería ser proteger al consumidor final y a la eficiencia económica como un bien que beneficia a toda la sociedad”, señaló González.

Agregó que el proyecto protege individualidades por encima de la sociedad y los consumidores. No sólo se refieren a la exclusión de las empresas del Estado del ámbito de aplicación de la Ley, sino también a aspectos como la “denegación a comerciar”, que beneficia “intereses particulares de reducidas formas de organización empresarial, sobre el interés público”.

ROBERTO DENIZ , ENDER MARCANO | EL UNIVERSAL
miércoles 6 de junio de 2012 12:00 AM