Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
¿Uribe o Chávez?

Diario El Universal. 09/03/08

Por: Emeterio Gómez

Planteábamos la semana pasada la inmensa importancia de precisar ¿qué significa deducir? Qué es idéntico a ¿qué significa razonar? Y decíamos que esa precisión nos permitiría descubrir cuán mal nos ha enseñado a pensar la Civilización Occidental; cuánto podemos y necesitamos re-aprender a pensar. A partir de todo lo cual, tal vez podamos asomarnos a nuevas maneras de ser.

Entre muchas otras, hay dos formas de precisar qué es deducir o razonar: una en broma, muy en broma, con un chiste malo; y otra en serio, muy en serio, con una circunstancia que eventualmente –por impensable que sea– podría llevarnos a una estupidísima guerra con Colombia.

El chiste –el de la lógica y la pescera– no por malo deja de ser un clásico: “¿En tu casa tú tienes pescera? Si. Bueno, si tienes pescera, se deduce que te gustan los peces. Si es así se deduce que te gusta el mar, de allí se deduce que te gusta la playa y, en consecuencia, que te gusta ver a las mujeres en hilo dental. De allí se deduce que te gustan las mujeres y si es así ¡¡resulta obvio que no eres homosexual!!”. Nada en esas secuencias es verdad, ninguno de esos pasos tiene consistencia lógica. Porque nada, absolutamente nada en la vida real tiene consistencia lógica; nada ¡¡en la realidad!! Es lógico. De que alguien tenga pescera no se deduce que le gusten los peces, puede ser que antes le gustasen o peor, que le gusta torturarlos. Así como tampoco de que alguien le gustan las mujeres se deduce que no sea homosexual. Porque “en la realidad” nada, absolutamente nada, absolutamente se deduce de nada.

Porque la deducción y la lógica solo son posibles y tienen sentido en estructuras lógicas construidas o asumidas por nosotros. Si los ángulos internos de un triangulo suman necesariamente 180 grados y su tengo el tamaño exacto de dos de ellos, entonces con absoluta certeza, sabré cuanto mide el otro. Lamentablemente, la “vida real” no es así en ella tenemos que hacer –y solo podemos vivir si hacemos ene supuestos, si construimos, o asumimos, un “mundo lógico”; ¡¡si cerramos delimitamos o troceamos la realidad con premisas y supuestos, que impongan indefectiblemente una conclusión!! Matar es malo, sin duda, pero… depende. Matar sin razones es de idiotas o de enfermos mentales, pero no hay que partirse el coco para encontrar situaciones en las que se justifique matar; y puede haberlas en las que no matar resulte inmoral.

El otro ejemplo que puede ayudarnos a precisar qué significa deducir es la confrontación Chávez-Uribe; o mas ampliamente, la confrontación entre el Comunismo y el Capitalismo. ¿Quién tiene la razón entre aquellos dos hombres o entre estos dos modelos de sociedad? ¿Quién la tiene entre los que, al lado de Uribe, ¡¡y de los Estados Unidos!! Defendemos al “sistema” y los que, a lado de Chávez, Correa y Evo Morales pretender destruirlo?

Como se comprenderá fácilmente y sin tener tampoco que partirse el coco, cuando nos planteamos este tipo de problemas es imposible deducir nada. Es imposible saber quién tiene la razón. Porque se trata de un realidad totalmente abierta, ilimitada, no troceable. Una realidad a la que tendríamos que ponerle un infinito número de premisas y supuestos para que pudiésemos deducir algo. Posibilidad esta radicalmente negada puesto que la mente humana no está diseñada para operar con infinitas premisas y supuestos. Porque no está diseñada –contra lo que el bueno de Hegel supuso- para captar la totalidad de la realidad o la realidad en su totalidad.

“Razón” por la cual, en la vida real tenemos que asumir determinadas premisas e imponerlas, ¡¡como si fuesen verdades!! ¿Tenia Uribe razones suficientes para invadir Ecuador y matar a Raúl Reyes, sin darle siguiera el menor chance a defenderse? Depende de que lado se ubique usted! Depende si usted cree en la ilusión infantil del socialismo. Y deponed también de si usted cree que el Capitales es susceptible de ser humanizado. Porque no pareciera excesivamente digno o loable, salir a matar gente para mantener un sistema económico cuya única “razón de ser” es obligar a la gente a consumir lo que sea y como sea.

emeteriog@cantv.net