Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad
"...La única forma de cambiar el curso de la sociedad
será cambiando las ideas" - Friedrich Hayek
"Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas" - Milton Friedman
Veinte mil pozos petroleros cerrados

“EL PETRÓLEO ESTÁ ALLÁ ABAJO, NO SE HA MOVIDO Y SE PUEDE RECUPERAR”, ESTIMA UN EXPERTO

Los pozos venezolanos promedian una producción de 250 a 300 barriles al día por lo que es prioridad reactivar los inactivos

José Suárez Nuñez

Los veteranos petroleros venezolanos cuentan que durante sus primeros años en operaciones, al perforar un pozo y encontrar que era de gas, es decir que tenía una mayor relación de gas que de petróleo, el jefe de la cuadrilla ordenaba “deja eso”. Después sabrían que el gas no tenía interés comercial en esos años.

En las actividades exploratorias, cuando descubrían un pozo de poca producción de petróleo lo abandonaban también. Esta práctica común de las transnacionales, la heredaron las compañías nacionales después de nacionalizadas.
Cuando el precio del petróleo valía menos de 2 dólares, para las compañías petroleras, no tenía sentido comercial un pozo produciendo 20 o 30 barriles diarios.

Se estima que los pozos venezolanos, que han sido explotados intensivamente durante más de 60 años, en la actualidad producen un promedio de 250 a 300 barriles diarios. También hay pozos del campo El Furrial, y otros campos cercanos del norte de Monagas, descubiertos en los años ochenta, producían hasta 7.000 barriles diarios en sus inicios, y también depende del diámetro del tubo y la presión del yacimiento.

La declinación no perdona a nadie, sean los pozos o los seres humanos. Esos pozos de El Furrial, ahora producen de 2.000 o 3.000 barriles diarios cada uno, pero también son malcriados y problemáticos según los ingenieros de yacimientos. Tenían mucha presión en sus inicios y han envejecido prematuramente.

“RESUCITAR” EL PETRÓLEO Venezuela como país petrolero, ha perforado alrededor de 48.000 pozos y hay 20.000 pozos cerrados capaces de producir.

Sacando números tenía sentido dejar los pozos cerrados o abandonados cuando el barril se vendía a 2 dólares, es razonable con criterio comercial. Pero el año pasado estaba el promedio a 57 dólares y actualmente a 70 dólares.

No todo está perdido, tenemos en el país al ingeniero petrolero Diego González, quien como un Robin Hood, buscando con quien pelear, ha contado a principios de esta semana en la Sociedad Venezolana de Ingenieros Petroleros que esos pozos pueden resucitarse.

González, después de contar que los pozos se cierran porque dejan de producir, y eso se debe a que tienen arenas del yacimiento que tapona los pozos, falta de comunicación entre las diferentes zonas, cabillas rotas por corrosión, bombas obstruidas que impiden la salida del petróleo, válvulas que pueden fallar, tuberías defectuosas, y quizá otras razones.
El experto agrega que “Agregó que para estos obstáculos naturales hay suficiente tecnología que permiten reactivarlos.
Señaló que el 70% de los pozos del Lago de Maracaibo no producen los suficientes volúmenes por falta de inyección de vapor y gas, y el 46% están cerrados. En Barinas el 40%, en Barcelona el 61%, en Maturín 57%. En el oriente del país hay 4.800 pozos activos y 7.479 inactivos, con el agravante de que si no se reparan, los pozos declinarán.

Estos no son problemas naturales, sino falta de inversiones y quizá escasez de recursos humanos.

Para los que saben del negocio, de la exploración y de los yacimientos, y tienen voluntad, indicó González, los 20.000 pozos cerrados no pueden significar una catástrofe.

“El pozo es la unidad básica de producción. Debe mantenerse todo el tiempo en operación y en las mejores condiciones. Todos los pozos sin excepción declinan la producción por la caída de la presión del yacimiento”.

RENDIMIENTO SIN EXPLOTAR El ingeniero González indicó que en 1970 Venezuela alcanzó el máximo tope de producción de 3.7 millones de barriles diarios, cuando tenía 7.238 pozos cerrados (37,4%).

Sentenció que actualmente hay 20.000 pozos cerrados en el país, por falta de recursos humanos calificados, falta de inversiones y planificación.

Destacó una solución a un problema, recordando que durante la apertura petrolera con las tres rondas de convenios operativos, reactivaron 3.400 pozos que estaban cerrados. Eran empresas cuyo objetivo primero era poner a producir los pozos inactivos. Al convertirlos en empresas mixtas se cayó nuevamente la producción.

En Estados Unidos hay 124.312 pozos que producen 1 barril diario, 45.000 pozos producen 2 barriles diarios, 48.000 pozos que bombean 4 barriles, 27.900 pozos producen 6 barriles, 20.660 pozos bombean 8 barriles y 17.300 pozos producen 10 barriles diarios. Sólo 13 pozos producen un promedio de 12.000 barriles diarios cada uno.

González expresó que los estadounidenses extraen de 285.212 pozos marginales o “strippers”, un aproximado de 1.5 millones de barriles diarios, sin incluir los pozos del golfo de México y los de Alaska.

Agregó que los pozos venezolanos promedian una producción de 250 a 300 barriles diarios. Si acondicionamos la mitad de los pozos cerrados (10.000) que produjeran la tercera parte del promedio de producción (100 barriles diarios), tendríamos una producción de 1 millón de barriles diarios, a menos costos que los estadounidenses y una formidable fuerza de empleo de miles de compatriotas.

Economía. Lunes 23 de Agosto de 2010. TalCual